Guardia del Monte ganó y sigue con vida

Con gol del volante Jonathan Guardia, el conjunto toayense superó al ganador del torneo Apertura y mantiene las chances de quedarse en primera. Los arqueros Roberto Galant y David Ramírez fueron expulsados.
Guardia del Monte venció en su estadio a Deportivo Anguilense por 1 a 0 en un partido disputado ayer en Toay y válido por la séptima fecha del torneo Clausura en la Zona Norte de la Liga Cultural de Fútbol. El único gol de encuentro lo convirtió Jonathan Guardia. En el local se fue expulsado el arquero David Ramírez y en la visita el guardameta Roberto Galant.
Con este resultado el equipo dirigido por Ricardo Giúdice llegó a los 8 puntos en la tabla general y a pesar de seguir en zona de descenso está a 3 y 4 unidades de Penales y Sarmiento, respectivamente, y aún sigue con chances de conservar la categoría.
Por su parte, el visitante desperdició una gran oportunidad de seguir en la punta y quedó con 13 puntos en el Clausura, a tres del líder Belgrano que ayer goleó a Mac Allister.
En líneas generales, en un encuentro parejo y con pocas situaciones de gol donde el empate hubiese sido lo más justo, el local entró a la cancha jugando como si fuese “una final” y se llevó un triunfo vital para sus aspiraciones. La contracara fue el visitante que jugó mal, cometió varios errores defensivos y en ataque no pudo tocar por el piso.

La ventaja.
El primer tiempo fue equilibrado y con pocas llegadas. El local se aproximó a los 6 minutos con un remate de Jonathan Guardia que contuvo Galant. Dos minutos después respondió el “Fantinero”, el defensor Sebastián Grandón pateó de media distancia y Ramírez sacó al corner.
De ahí en adelante hubo más lucha en la mitad de cancha que ideas para llegar a las áreas. La pelota viajaba por el aire y se a los dos se le hacía difícil hilvanar dos pases seguidos para tener claridad en el ataque.
Es que en Guardia del Monte los delanteros Cristian Garro y Santiago Patiño quedaron lejos de sus compañeros, y en Anguilense los encargados de la creación, Iván Roldán, Miguel Román y Franco Lezcano tuvieron una mala tarde, sumado a que los centrales Norberto Ulrrich y Marcos Olguín marcaron bien al delantero Daniel Eizaga.
Cuando parecía que iban al descanso sin abrir el marcador, Guardia -a un minuto del final- abrió el marcador para el dueño de casa. El enganche ejecutó un preciso tiro libre desde la derecha que se clavó en el ángulo izquierdo de Galant.

Aguantó.
En el complemento y en desventaja el conjunto dirigido por Alberto Mansilla se apoderó del control y salió decidido en búsqueda del empate. Sin embargo, a pesar de tener la posesión del balón careció de ideas.
A los 9 minutos y tras un centro de Roldán, Eizaga cabeceó dentro del área y la pelota pegó en el travesaño, el delantero uruguayo tomó el rebote pero su disparo se fue por arriba.
Con el correr de los minutos, el visitante pasó a defender con dos jugadores, Bonkovski y Beanatte, el resto se adelantó en el terreno, el amontonamiento de futbolistas le quitó luminosidad para llegar al gol.
Por su parte, el local retrasó sus líneas aunque no pasó sobresaltos. Aunque tampoco pudo salir de contraataque para liquidar el resultado y no tener que sufrir hasta el final.
Anguilense tuvo dos ocasiones para empatar. La primera a los 25 minutos, Grandón cabeceó y centro de Roldán y Ramírez contuvo el balón sin problemas: y la segunda a los 44 minutos con otro cabezazo de Eizaga que se estrelló en el travesaño.
Ya con el tiempo cumplido, Santiago Patiño fingió una lesión para hacer tiempo. El arbitro Daniel Gómez, de buen trabajo, solicitó el ingresó del camillero que en ese momento salió para buscar una pelota perdida.
La enfermera se encargó de llevar la camilla y el arquero Galant -ansioso y nervioso- salió corriendo para apurar a la mujer. Circunstancias que enojó a David Ramírez que fue a recriminarle a su colega, generándose un tumulto que terminó con la expulsión de los guardametas.
En la próxima fecha, Guardia visitará a All Boys, mientras que Anguilense recibirá a Atlético Santa Rosa.