Guerrero debutó y se coronó campeón

EL PILOTO DE MACACHIN SE IMPUSO EN LA CLASE ESTANDAR DEL SAFARI

Rubén Guerrero siempre fue navegante, pero este año al crearse la clase estándar del Safari Pampeano decidió convertirse en piloto y el pasado domingo se coronó campeón de esa categoría.
Guerrero es oriundo de Macachín, tierra desde donde surgieron excelentes corredores de autos. Supo estar en la butaca derecha de varios corredores como el caso de Misael Del Río, “Pepe” Saravia, Sergio Periga y “Neri” Pedraz, entre otros.
Con esfuerzo propio, el de su familia y amigos, Guerrero se convirtió en protagonista desde el arranque de la temporada: se impuso en la primera fecha disputada en General Acha, para disfrutar de su primer podio en una disciplina del automovilismo que siempre le resultó familiar. Esa victoria fue el empujón anímico para seguir apostando fuerte, y redoblar los esfuerzos.
A la carrera disputada el pasado domingo en el circuito de Unanue llegó prácticamente campeón, tal es así que con los puntos obtenidos hasta la serie había alcanzado la corona.
Durante las nueve fechas, el macachinense obtuvo cuatro triunfos, que le permitieron siempre estar adelante.
“Estoy más que contento con este título. Y el año que viene seguiré corriendo”, dijo Rubén emocionado,
-¿Qué experiencia te dejó el hecho de ser piloto?
-Tuve un muy buen aprendizaje arriba del auto. Todas las carreras me dejaron algo, y eso me permitió mejorar.
-¿Cuál fue la clave del título?
-El hecho de haber sido regular desde la primera carrera fue sin dudas lo más importante. A partir de la victoria en la primera final, siempre estuve adelante. Aunque nunca dejamos nada al azar.
-¿Qué tenés pensado hacer el año que viene?
-Este Ford me lo prestaron y lo voy a devolver. Ahora compramos el auto que supo ser de Cacho Slobodoniuk. Todavía no tenemos decidido si vamos a correr en la clase 4 o en la unificada.
Guerrero aprendió más que nunca que el resultado es la suma de esfuerzos. “Quiero agradecer a mucha gente que me dio una mano, como por ejemplo al motorista, a Misael Del Río que me atendió al chasis, a todos los amigos que se sumaron y a la peña”.

Compartir