Guindani se quedó con el título

Javier “Tigrecito” Guindani se coronó campeón del Supercar Región Pampeana. El macachinense Daniel Costa llegó como líder y principal candidato a la corona, pero la rotura del motor lo privó del festejo. Los ganadores de ayer fueron Eduardo Martínez y Gustavo Cobo.
El santarroseño Javier “Tigrecito” Guindani, a bordo de una coupé Chevrolet, se coronó campeón del Supercar Región Pampeana, cuya última fecha puntable se disputó ayer en el Autódromo Provincia de La pampa, en Toay, de 3.429 metros de extensión. La competencia fue fiscalizada por la Federación Pampeana de Automovilismo Deportivo (Fepad).
Guindani se adjudicó los play off al finalizar sexto y cuarto, respectivamente, en las dos vibrantes finales. El joven piloto de 23 años había sido bicampeón en el Promocional Centro pampeano, categoría que fue el punta pie hacia el Supercar, en la que terminó de ratificar que es uno de los jóvenes más talentosos del automovilismo pampeano.
A esta última fecha, el macachinense Daniel Costa (Chevrolet) llegó como líder y favorito, sin embargo sus chances se desvanecieron al romperse el motor que lo obligó a abandonar en una de las dos finales.
Costa, entonces, terminó segundo en el campeonato, seguido por el piquense Eduardo Martínez (Dodge), quien era el actual campeón.

Martínez.
Tras haberse quedado con el mejor tiempo en las clasificaciones del sábado, Martínez ganó la primera final de ayer de punta a punta, estableciendo un tiempo de 19 minutos, 6 segundos y 964 milésimas para las 19 vueltas, escoltado por su coterráneo Claudio Brunengo (Chevrolet), a 7s581, y el rionegrino Ricardo Alzueta (Chevrolet), a 7s806. Más atrás terminaron el achense Adrián “Piqui” Lorda (Chevrolet), a 8s861, y el alpachirense Gerardo Fuhr (Torino), a 12s955.
Apenas se puso en marcha la carrera, se notó que Costa perdió ritmo y terminó entrando a boxes. Luego se supo que un problema en la bomba de aceite lo obligó a desertar.
El abandono de Costa enmudeció a sus simpatizantes, y le permitió a Martínez y Guindani recobrar la confianza, pensar que era posible alzar la copa de campeón.
Martínez siguió liderando la competencia, seguido por Guindani, que se fue acercando al puntero, mientras se producían algunos sobrepasos en el medio del pelotón.
El segundo golpe de escena fue cuando Guindani tocó a Martínez, en la curva de ingreso a la recta principal. Ambos pilotos se retrasaron considerablemente, Valencia heredó el primer lugar, seguido por Alzueta y Brunengo.
Martínez se recuperó y trepó varias posiciones hasta quedar detrás de Valencia, que terminó superando cuando restaban dos vueltas.

Cobo.
El trenquelauquense Gustavo Cobo (Ford) se impuso en la segunda final, con un registro de 19m37s852 en los doce giros, aventajando a Cristian Valencia (Ford), a 3s334, y Gerardo Fuhr (Torino), a 7s913. Luego quedaron Javier Guindani (Chevrolet), a 8s944, y Eduardo Martínez (Dodge), a 9s368.
La segunda carrera de la jornada y última de la temporada fue vibrante teniendo en cuenta que Guindani, Martínez y Costa llegaron con posibilidades de alcanzar la tan ansiada corona, y porque además la llovizna generó que a algunos pilotos se inclinaran por neumáticos de lluvias.
A poco de comenzar la final, Guindani saltó a la punta, delante de Alzueta y Cobo. Martínez, por su parte, se ubicó cuarto y Costa avanzó algunas posiciones.
Cobo primero dio cuenta de Alzueta, y a los pocos minutos se fue a la caza Guindani, que terminó cediendo dicha posición en la quinta vuelta. Martínez seguía cuarto y Costa marchaba décimo.
A mediada que pasaban las vueltas, Cobo sacó cada vez más ventajas, y creció la lucha por los demás escalones del podio. Guindani perdió un poco de ritmo, y fue superado primero por Fuhr y después por Valencia. Tampoco pudo seguir avanzando Martínez, y Costa hizo un trompo.
Cobo terminó ganando delante de Valencia y Fuhr, quien logró su primer podio después de tres años. Mientras que Guindani llegó cuarto delante de Martínez para ganar su primer campeonato en esta categoría.

Compartir