Gustavo Olguín, de Belgrano, aseguró que en el clásico ante All Boys habrá mucho en juego

El mediocampista del Tricolor dijo que la crisis que vivieron les sirvió para cambiar la actitud. Aseguró que dirigentes, cuerpo técnico y jugadores están en una misma sintonía. “Espero que sea el año de Belgrano”, se esperanzó.
General Belgrano es el único puntero de la zona norte del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol. Tras finalizar la primera ronda del certamen, el Tricolor suma 15 unidades y le sacó tres de ventaja a su inmediato perseguidor, Atlético Macachín. En ese contexto, y con el ánimo por las nubes, los de Villa Alonso visitarán mañana a All Boys en el clásico más antiguo de la Liga, que dará inicio a la segunda fase.
Y claro que no será un partido más, porque para Belgrano significará la oportunidad de ratificar su condición de candidato a ganar el título después de varios años (la última vez que festejó fue en 2002), y para All Boys la posibilidad de comenzar a levantar definitivamente después de un mal comienzo en lo deportivo (tiene 9 puntos), con cambio de técnico incluido.
Además, el Tricolor tendrá la chance de tomarse una revancha definitiva tras su eliminación en el Torneo del Interior por parte del Auriazul, para de esa manera terminar de darle forma a una “venganza” que comenzó en la primera fecha de este Oficial, cuando con el gol de Miguel Urreaga los dirigidos por Orfel Blanc le ganaron por 1 a 0 a un juvenil equipo de Edilio Zabala.
“Estamos muy bien para este clásico importante. Creo que llegamos en nuestro mejor momento desde que comenzó el torneo”, resumió ayer Gustavo Olguín, uno de los referentes de Belgrano, equipo que supo reponerse de una crisis desatada a mitad de torneo, cuando perdió dos partidos seguidos y el entrenador Blanc estuvo a punto de dejar la conducción.
“La crisis nos dolió mucho. Sentimos mucho la eliminación del Argentino y nos costó recuperarnos. Pero lo hablamos entre todos y por respeto al cuerpo técnico y a la gente, los jugadores cambiamos la actitud para sacar esto adelante. Queremos conseguir algo importante para la hinchada de Belgrano, que se merece un título”, explicó Olguín.

– Además de la actitud, el equipo fue mejorando en funcionamiento. ¿Qué fue lo que más les costó para llegar a este buen momento?
– El técnico nos planteó la idea de jugar siempre, de atacar, y una vez que nos adaptamos a esa intención y le pusimos actitud fuimos levantando. Creo que lo más difícil en lo futbolístico fue mejorar el nexo entre la parte defensiva y la ofensiva para lograr un equipo equilibrado. Siempre trabajamos para hacer fuerte la defensa y el medio, sabiendo que arriba tenemos gente que te puede marcar la diferencia.

El clásico.
Al referirse específicamente al duelo de mañana ante el Auriazul, el mediocampista del Tricolor dijo que habrá muchas cosas en juego, porque All Boys necesita ganar sí o sí para levantar en el torneo.
“Será un partido duro. Ellos van a salir a ganar porque, además de ser All Boys, no les sirve empatar. Y Belgrano también saldrá a ganar, con la intención de aprovechar las oportunidades que tenga. Son partidos muy lindos para jugar y para ver”, comentó Olguín.
Y en el mismo sentido agregó: “Es un clásico y seguramente la gente va a acompañar. Se están jugando muchas cosas; nosotros la punta y All Boys la posibilidad de mejorar en la tabla. Espero que sea una fiesta”.
Por otra parte, el experimentado jugador explicó que lo sorprendió el alejamiento de All Boys de Edilio Zabala, quien imprevistamente fue reemplazado por Marcos Ares, aunque en forma interina el domingo volverá a dirigir Héctor Kruber. “Lo vimos desde afuera, pero nos pareció extraño que un técnico como Edilio haya salido de esa forma. Creo que no se lo merecía porque dos provinciales, entre otros títulos, no los gana cualquiera”, señaló. “Igualmente -continuó-, a All Boys siempre hay que tenerlo en cuenta. Por más que esté donde esté no hay que descartarlo, porque va a dar pelea hasta lo último”.

– Este bajón de All Boys también le permitió a Belgrano quedar como el máximo candidato. ¿Te parece que este puede ser el año del título?
– Creo que hay un orden y una unión entre el cuerpo técnico, jugadores y la parte dirigencial, que es importante para intentar llegar arriba. Además, hay un material humano muy bueno, que creo que no hubo en los últimos años. Espero que sea el año de Belgrano, pero hay que ir con calma.