Inicio Deportes Hallan restos de un avión

Hallan restos de un avión

INVESTIGAN SI SON DE LA AERONAVE EN LA QUE IBA SALA

Los investigadores británicos afirmaron ayer que unos restos de asientos hallados en la costa francesa «probablemente» proceden de la avioneta en que viajaban el futbolista argentino Emiliano Sala y su piloto cuando desaparecieron la semana pasada mientras sobrevolaba el canal de la Mancha.
«Tras un primer examen, hemos concluido que es probable que los cojines procedan de la avioneta desaparecida», anunció la oficina de investigaciones sobre accidentes aéreos, Air Accident Investigation Branch (AAIB), en un comunicado.
Estos restos habían sido descubiertos en playas del norte de Francia y transferidos a las autoridades británicas por el organismo francés encargado de investigar los accidentes de aviación civil.
La AAIB anunció asimismo querer emprender una búsqueda submarina, con un sonar de rastreo lateral, para encontrar los restos del aparato en una zona de unos 13 km2.
«Hemos encargado a un navío de control especializado que sondee el fondo marino para intentar localizar e identificar eventuales restos de la avioneta», afirmaron los investigadores.
Por su parte, el Gobierno británico accedió ayer a la solicitud de la Argentina de extender la búsqueda del avión en el que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson, desaparecido desde el lunes 21 de enero en el Canal de la Mancha.
Así lo confirmó el canciller británico Jeremy Hunt a través de una carta dirigida a su colega Jorge Faurie, en respuesta a la solicitud del canciller argentino del 25 de enero, informó a Télam la embajada argentina en en Londres.

Emotivo homenaje.
Los planteles de Nantes y Saint Etienne realizaron hoy un emotivo homenaje al delantero argentino Emiliano Sala, desaparecido desde hace dos semanas en el Canal de la Mancha, en la previa del partido correspondiente a la fecha 22 de la liga francesa.
Los jugadores de Nantes, el equipo que tuvo a Sala como goleador y figura entre 2015 y 2019, salieron al campo de juego con el apellido del santafesino en las espaldas.
A su vez, los arqueros de Nantes y Saint Etienne, Maxime Dupé y Stéphane Ruffier, respectivamente, efectuaron los ejercicios de calentamiento previo con una remera que portó la imagen de Sala.
A los nueve minutos de juego, el árbitro Frank Schneider detuvo el partido para una ovación cerrada de los espectadores, quienes recrearon la bandera argentina y desplegaron una imagen gigante de Sala en una de las tribunas. La emoción embargó al entrenador de Nantes, Vahid Halihodzic, quien no pudo contener las lágrimas.
El apellido Sala también se leyó en el sector de las plateas laterales con mosaicos que portaron los colores de Nantes y marcaron otro instante conmovedor en el estadio La Beaujoire-Louis-Fonteneau.