Hamilton se coronó campeón

EL BRITANICO IGUALO AL ARGENTINO JUAN MANUEL FANGIO

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) llegó ayer en la cuarta posición en el Gran Premio de México y se consagró por quinta vez campeón mundial de la Fórmula 1, equiparando la gesta que había obtenido Juan Manuel Fangio.
A pesar de tener inconvenientes con los neumáticos durante toda la prueba en el trazado Hermanos Rodríguez de la capital mexicana, el piloto británico logró el objetivo trazado y se volvió inalcanzable para el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), a falta de dos carreras para el cierre de la temporada (Brasil y Emiratos Arabes Unidos).
Hamilton, también campeón en 2008, 2014, 2015 y 2017, necesitaba llegar -como mínimo- en un séptimo puesto para retener la corona. Y así ocurrió, al margen de haber quedado afuera del podio, a causa de malas elecciones del caucho a cambiar de parte de la marca alemana.
El ganador de la carrera fue el joven holandés Max Verstappen (Red Bull), quien dominó desde la segunda curva y recorrió las 71 vueltas en un tiempo acumulado de 1h38m28s851/1000.
El alemán Vettel terminó segundo a 17s316/1000, mientras que su compañero de equipo de Ferrari, el finlandés Kimi Raikkonen (anterior ganador en el Gran Premio de los Estados Unidos disputado en Austin la semana pasada), arribó tercero, a 49s914/1000.
El británico Hamilton culminó cuarto a 1m18s738/1000, mientras que el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) se clasificó quinto, a una vuelta. Atrás llegaron el alemán Nico Hulkenberg (Renault), el monegasco Charles Leclerc (Sauber), el belga Stoffel Vandoorne (McLaren), el sueco Marcus Ericsson (Sauber) y el francés Pierre Gasly (Toro Rosso) para completar los diez primeros, todos a dos giros.
Hamilton, de 33 años, reúne así 358 puntos en el certamen y aventaja por 64 a Vettel.
El británico sumó su quinto título mundial en la máxima categoría automovilística y niveló la línea que trazó oportunamente la leyenda de Balcarce, Juan Manuel Fangio, quien también fue campeón en 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957.
De esta manera, el británico continúa en carrera para emparejar el palmarés del alemán Michael Schumacher, quien alcanzó los certámenes 1994, 1995 (ambos con Benetton), 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004 (todos con Ferrari).

La final.
El piloto referente de Mercedes partió ayer en la tercera posición de la grilla y se acomodó en la segunda colocación en la vuelta inaugural, aprovechando la defección del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), quien había conseguido la pole position y terminó abandonando por problemas mecánicos.
Sin embargo, el nítido dominador de la prueba resultó Verstappen, quien no pasó sobresaltos y se impuso por segunda vez consecutiva en el autódromo ubicado en las inmediaciones del Foro Sol del Distrito Federal.
Posiciones del campeonato de conductores: Hamilton 358 puntos; Vettel 294; Raikkonen 236; Bottas 227; Verstappen, 216; Ricciardo, 146; Hulkenberg, 69; Sergio Pérez (Force India), 57; Kevin Magnussen (Haas), 53; Fernando Alonso (McLaren), 50; Esteban Ocon (Force India), 49; Carlos Sainz (Renault), 45.
La próxima competencia será el Gran Premio de Brasil, que se llevará a cabo el domingo 11 de noviembre en el autódromo de Interlagos, en la ciudad de San Pablo.

“Una sensación increíble”.
“Es muy extraño para mí en estos momentos aún. Ha sido un año tan difícil, que me ha puesto a prueba, a mi espíritu, a mi corazón, a mi mente. Ese rendimiento a principio de temporada, incluso el de ahora, ha sido muy duro”, dijo Hamilton tras coronarse campeón por quinta vez en la Fórmula 1,
Hamilton agregó: “Nunca dudé de que podía hacerlo, pero creo que es una experiencia que te demuestra lo pequeños que somos”.
Hamilton indicó: “Creo que tengo que darles las gracias a los fans de aquí por hacer México tan especial. También un enorme gracias a mi equipo que, como Bono dijo en la radio, no ha ganado aquí, lo ha ganado a lo largo de un largo camino de trabajo duro. Estoy agradecido del gran trabajo en casa y, finalmente, a Mercedes. He estado con ellos desde que tenía 13 años, por lo que completar este hito que logró Fangio con Mercedes es una sensación increíble y muy, muy surrealista”.
(Télam)