“Hay que dejar hasta la última gota de energía”

LO ASEGURO JUAN MARTIN DEL POTRO

“Hasta la última gota de energía” promete dar Juan Martín Del Potro y da por seguro que sus
compañeros lo harán también desde el viernes ante Croacia, al que impone como “favorito” en el Zagreb Arena para la final de Copa Davis, aunque prefiere no mirar más allá de la primera jornada y ni que hablar de lo “lejos” que ve el domingo.
Del Potro transita el nuevo camino que empezó este año que, sin pedir demasiado alcanzó logros que ni imaginaba, como calzarse una medalla olímpica, dejar al número 1 Novak Djokovic sin nada en Río, volver a ganar un título ATP e instalar a Argentina en la
final de esta Davis, aunque prefiere no imaginar qué significará cruzar el umbral que falta para levantar esa Ensaladera de Plata que se niega a ser rodeada por manos argentinas desde los tiempos en que Guillermo Vilas instaló el tenis en el país.
“Ojalá sea un buen fin de semana para todos y si no sale como esperamos saber que hicimos lo posible para llegar acá y sentirnos orgullosos”, sostuvo el tandilense en uno de los sucesivos
encuentros con la prensa que tuvo entre la conferencia de prensa con sus compañeros y luego en una zona mixta tras el entrenamiento matutino en el estadio.
Fue el momento del descanso del mediodía en Zagreb luego de trabajar con Leonardo Mayer y acomodar el saque con Daniel Orsanic a su lado, pera dejar luego el court a sus compañeros Guido Pella y Federico Delbonis.
Luego Del Potro y compañía volvieron para el segundo turno, antes del cual se vio el trabajo de Ivo Karlovic, con su imponente 2,11 metros de altura. Sin avanzar en la estrategia ni sus posibilidades físicas, Del Potro solamente mostró expectativas en poder estar en condiciones
para los tres partidos como una ofrenda a Daniel Orsanic para que tenga variantes para decidir.
“Ojalá tengamos esa chance porque llegaríamos al domingo con vida . Cada uno va a dejar hasta la última gota de energía para el partido que nos toque jugar”, dijo a modo de promesa.
“No nos favorece pensar en lo que puede pasar el domingo. Significa que hay que ganar partidos el viernes y el sábado, con los jugadores que tienen y siendo favoritos. Eso está muy lejos”, evaluó.
Más allá de que los jugadores tuvieron una primera impresión de la cancha más lenta de lo que imaginaban, Del Potro, luego de tres días entrenando sobre la carpeta, auguró que “va a ser rápida”. (DyN)

Compartir