Hernández sigue mejorando

EL ATLETA PIQUENSE RECORRIO MAS DE 180 KILOMETROS

El ultramaratonista piquense Daniel Hernández logró superar su propia marca y establecer un nuevo record provincial, en la prueba de 24 horas de duración que se desarrolló entre el viernes y el sábado en el Estadio Unico de la ciudad de La Plata, donde recorrió una distancia de 187, 24 kilómetros. Además se subió al tercer escalón del podio de la clasificación general, y sobre la última media hora de carrera, logró quedarse con el triunfo en la categoría reservada para atletas de entre 45 a 54 años de edad.
El destacado deportista de esta ciudad, se mostró muy conforme con el resultado obtenido, mientras se prepara para afrontar un mes de descanso, previo a los trabajos de pretemporada que iniciará en enero.
“Se pudo hacer en la pista todo lo que se planificó, todo lo que uno tenía en la cabeza, y no hubo inconvenientes. Uno buscaba mejorar la marca, que era levantar un poco el kilometraje, y se logró por ocho kilómetros, lo cual es mucho”, dijo. En el mismo sentido, Hernández agregó: “Lo demás no me lo esperaba, y conseguir un triunfo en mi categoría se dio en la última media hora de carrera”.
El atleta piquense, que se preparó durante todo el año para mejorar su marca de 179 kilómetros en una prueba de 24 horas que había logrado en el Parque Sarmiento de la Capital Federal años atrás, dio detalles sobre como se dio la carrera.
“Había planificado parciales de control cada seis horas y los venía cumpliendo de manera perfecta. A la medianoche yo me siento mejor que durante el día, porque puedo dominar el sueño, y a medida que mucha gente se mete en la carpa a descansar un rato, se despeja la pista y uno suma kilómetros”, manifestó.

Buena alimentación.
Hernández además destacó el trabajo de colaboración que llevó a cabo su colega piquense Sebastián Moreno, al costado de la pista, quien le tomó los tiempos de manera continua y lo asistió en todo lo necesario.
También subrayó que fue vital no haber tenido ningún problema estomacal durante lo competencia, lo cual lo hubiese retrasado y alejado del objetivo de mejorar la marca.
“En estas pruebas juega un papel importantísimo la parte estomacal, porque hay que alimentarse e hidratarse continuamente y si uno no lo hace de forma correcta, puede estar fuera de carrera durante 30 o 40 minutos, y eso te quita la marca. Hicimos lo que teníamos que hacer, comer pequeñas porciones pero más seguido, con una hidratación permanente”, indicó.
Además de los alimentos que brindaba la organización de la ultramaratón en la mesa de abastecimiento, el atleta pampeano contaba en su carpa con otras provisiones, como sopa, te, y otros alimentos.

Proyección internacional.
El piquense otra tras hora sumaba una cantidad similar de kilometraje, y ese andar parejo, le permitió lograr el objetivo que se había propuesto.
“Fue todo muy parejo y controlado, pero siempre uno se siente mejor al amanecer, cuando pasa la noche y el cuerpo se comienza a regenerar. En ese momento te vienen todas las energías, y como son las últimas tres o cuatro horas, salis a hacer el último gasto con fuerzas y con muchas ganas”, dijo.
Por último el atleta de esta ciudad, manifestó que esta marca que logró el fin de semana en el estadio platense, le abrió las puertas para competir en el Spartathlon, exigente prueba que se lleva a cabo por la costa mediterránea, entre las ciudades griegas de Atenas y Esparta. La prueba consiste en recorrer los 246 que separan a las dos históricas ciudades, en el plazo de 36 horas. Uno de los principales requisitos para ser parte de esta ultramaratón internacional es haber logrado una marca superior a los 180 kilómetros, algo que logró el sábado en La Plata.