“Hice una buena carrera”

EL ATLETA MIGUEL ROSSOTTO TERMINO DECIMOTERCERO EN PESCARA

El pampeano sumó otra prueba de triatlón a su vasta experiencia internacional. En la península itálica empleó un tiempo de 5 horas y 25 minutos para completar el recorrido. Ahora busca recuperarse una dolencia abdominal para redoblar la apuesta el próximo año.
GENERAL PICO – El maratonista piquense Miguel Rossotto finalizó en el decimotercer lugar de su categoría en un triatlón Ironman que se disputó días atrás en la ciudad italiana de Pescara, tras registrar un tiempo de 5 horas y 25 minutos. Desde la península itálica, en comunicación con LA ARENA, el pampeano brindó detalles de la prueba, se mostró muy satisfecho y contó sus emociones y sus planes futuros.
Días atrás en la ciudad de Pescara se llevó a cabo un importante prueba de Ironman 70.3, de la que participaron cerca de 2.000 atletas, y que incluía en su circuito original, 1900 metros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de atletismo. La competencia dio inicio en horas del mediodía con la etapa de natación, que debía desarrollarse sobre las aguas del Mar Adriático. En primer turno largaron los grupos de elite, y luego los organizados comenzaron a habilitar la partida del resto de las categorías. Rossotto, que fue el único pampeano que participó de la prueba y el mejor de los cuatro argentinos que tomaron parte de la competición, contó que debido a las inclemencias climáticas (el mar estaba muy picado, soplaban fuertes ráfagas de viento e incluso caía algo de lluvia), los organizadores suspendieron la etapa luego que cayeran dos rayos en el agua, lo cual generó algún enojo, especialmente entre aquellos que ya habían nadado sobre el Adriático, porque entendían que habían hecho un desgaste que el resto no debía hacer para el resto de la carrera.
“Estábamos a dos minutos de largar la tercera manga de natación y se suspendió porque cayeron dos rayos en el mar. A partir de ahí todo se salió un poco de lugar porque no sabían como improvisar, y se generó un poco de incomodidad y de desentendimiento”, dijo.

Ciclismo y atletismo.
Tras el frustrado tramo por el mar, los competidores comenzaron a largar en grupo de cinco, en la etapa de ciclismo.
“A partir de que largamos en bicicleta la cosa fue linda y muy exigente. Hay muchas montañas, recorrimos pueblos y lugares increíbles. Pasábamos por los pueblos y había gente al costado alentado a los competidores. Fue algo muy pintoresco, aunque la carrera en si se sufrió mucho, porque al ser montaña y al tratar de mantener un ritmo hizo que las pulsaciones estuvieran altas, pero salió una buena carrera con un buen ritmo”, manifestó el piquense.
Luego de los 90 kilómetros en bicicleta, los competidores afrontaron la última etapa, que constó en recorrer la distancia de una media maratón, 21 kilómetros. En la última parte de la etapa anterior, el clima había mejorado, sin embargó comenzó a llover cuando comenzó el tramo final de la prueba.
“La corrida se hizo por la costanera de Pescara y allí pasábamos por una zona muy céntrica, a través de un camino muy estrecho donde había muchísima gente. Esos son cosas que van a quedar muy grabadas en mi, como también va a quedar grabado en mi, haber venido a correr a Italia, estar en el lugar de mis antepasados”, indicó Rossotto.

Lesión y planes futuros.
El atleta pampeano completó el recorrido en un tiempo de 4h 25, aunque su tiempo final fue de 5h 25, puesto que la organización, tras suspender la prueba de natación, dispuso incrementar en una hora el tiempo de cada uno de los atletas. Con este registro le alcanzó para terminar decimotercero en su categoría, y consideró que el tiempo empleado “no estuvo para nada mal”.
Rossotto además señaló que le hubiese gustado haber podido hacer el triatlón completo, aunque en referencia a las cuestiones climáticas, dijo que “contra el tiempo no se puede”.
Tras su reciente participación en Italia, tendrá un “descanso importante”, en el que buscará recuperarse de algunas dolencias que arrastra de hace varios meses.
“Ahora viene un descanso importante, porque vengo con unos achaques en el cuerpo. Voy a tener que hacerme ver por un tirón en la zona abdominal, pasa que he venido compitiendo mucho y de forma muy exigente. No es nada grave, pero no quiero seguir corriendo con esta molestia, cuando fui a México en septiembre de 2015 ya la tenía, y voy a tratar de curarme”, sostuvo.
Entre sus próximos objetivos, figura la intención de hacer la distancia completa de un iroman, que serían 3800 metros de natación, 180 kilómetros de ciclismo, y una maratón de 42 kilómetros, aunque ello sería más factible para el 2017. Este año podría participar de una importante prueba que se desarrollará en noviembre en Chascomús, donde se juntarán todas las distancias del triatlón.
“Para noviembre se está armando algo muy importante en Chascomús, se van a juntar todas las distancias de triatlón, se van a hacer distancias short, olímpica, medio ironman y distancia iroman”, finalizó.

Compartir