Independiente cayó en Asunción

COPA SUDAMERICANA: LIBERTAD GANO, PERO PERDIO A UN JUGADOR CLAVE

Independiente cayó ante Libertad de Paraguay por 1 a 0 en el encuentro jugado ayer en el Estadio Defensores del Chaco, de Asunción, en el marco del juego de ida de una de las semifinales de la Copa Sudamericana de Fútbol.
El paraguayo Oscar Cardozo madrugó al “Rojo” a los 30 segundos de juego, ante una desatención defensiva. “Tacuara” ganó la espalda a Alan Franco, la bajó con el antebrazo izquierdo sin que el árbitro peruano cobrara nada y definió fuerte, de sobrepique, con un zurdazo.
A Independiente le costó reponerse al gol tempranero y sufrió en la faceta defensiva durante gran parte de los primeros 45 minutos, en los cuales cada ataque de Libertad tenía olor a gol.
Pero en el transcurso de la etapa inicial el conjunto de Avellaneda comenzó a hacer pie, a tener la pelota y a generar peligro en el área del conjunto local, sobre todo con las proyecciones por izquierda de Juan Sánchez Miño y algunos gestos individuales de Ezequiel Barco y Maximiliano Meza.
El ex Estudiantes de La Plata y Boca fue por lejos el mejor jugador en el campo de juego. Desde la posición de lateral volante por izquierda hizo de armador, conductor y buscó siempre a sus compañeros dentro del área.

Expulsión.
Ya en el complemento Independiente fue más que su rival y tuvo varias acciones de juego para lograr el empate, pero le faltó un poco de calma y claridad en el último toque.
A eso se le sumó la habitual falta de eficacia de sus delanteros y hombres de ataque, que permitieron algunas réplicas del equipo local, bien controladas por el conjunto de Avellaneda.
Además, promediando esta etapa Cardozo le aplicó un codazo a un jugador del Rojo cuando la pelota estaba fuera del terreno de juego y esta vez el árbitro no dudó. Le mostró inmediatamente la tarjeta roja y de esa manera Libertad perdió un jugador clave y con experiencia no solo para el resto del partido, sino también para la revancha del próximo martes.
De todas maneras, los dirigidos por Ariel Holan jugaron mal los primeros minutos posteriores a esa expulsión, aunque después dominaron el resto del encuentro con momentos de buen fútbol y otros con buena intención.
En el fútbol no alcanza con merecimientos, pero el Rojo hizo todo para al menos empatar y sobre el final lo tuvo Sánchez Miño de cabeza. Hubiera coronado su actuación, tras un centro de Franco, pero la evitó el arquero Rodrigo Muñoz.
La revancha será el próximo martes desde las 21.15 en el Estadio Libertadores de América. Allí, Independiente buscará acceder a una nueva final internacional, situación que logró por última vez en la Sudamericana 2010 en la cual obtuvo el título.
La otra semifinal, entre Flamengo de Brasil y Junior de Barranquilla, Colombia, comenzará este jueves en Río de Janeiro y se cerrará una semana después en la ciudad colombiana.