Independiente ganó y habrá “finalísima”

LIGA CULTURAL: EL ROJO DE DOBLAS VENCIO A ALL BOYS Y JUGARAN UN DESEMPATE

El conjunto dirigido por Guido Carracedo superó por la mínima diferencia al Auriazul y lo alcanzó en el primer lugar de las posiciones, por lo que deberán disputar un desempate. El único gol lo hizo Miguel Rosón.
Independiente de Doblas logró su objetivo. El Rojo superó a All Boys, por 1-0, y lo alcanzó en lo más alto de las posiciones, por lo que deberán disputar un desempate para definir al ganador del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol.
El único gol del Rojo fue anotado por el delantero Miguel Rosón a los 17 minutos del primer tiempo. En la visita, se fue expulsado el defensor Gastón Rosales a los 15 minutos del complemento.
La “finalísima” entre el Rojo y el Auriazul se jugará en cancha neutral, según lo estipula el reglamento. Y si al cabo de los 90 minutos no hay un ganador, el mismo se definirá mediante la ejecución de remates desde el punto del penal.
Independiente de Doblas terminó justificando la victoria por lo hecho a lo largo de los 90 minutos, donde sobresalió el trabajo de Emiliano Cocco, Rosón y Eduardo Barcar en ofensiva y de los centrales Bruno Schaab y Alejandro Morettini, que tuvieron siempre a raya a los delanteros alboyenses.
El visitante, en tanto, sintió la ausencia del mediocampista Mauro Barreiro, que se perdió este compromiso por haber llegado al límite de amarillas, y careció de un generador de juego.
El Rojo sabía que el único resultado que le servía era ganar. Mientras que al Auriazul un punto le era necesario. Por eso, tras un comienzo de estudio, a los 11 minutos All Boys pisó el área local, cuando Jeremías Lucero tocó con Jerónimo Gutiérrez y éste metió el centro, aunque Nazir Leones no alcanzó a darle con claridad.
Independiente comenzó a merodear al arco defendido por Brian Roston. Barcar tomó la pelota desde la derecha y sacó un centro que encontró en soledad a Arturo “Colo” Gehl, que increíblemente cabeceó por arriba.
Eso fue un anticipo de lo que vendría. Porque a los 17, Cocco abrió hacia la derecha para el ingreso de Miguel Rosón, que le ganó a su marcador y sacó un zapatazo cruzado, que se metió contra el poste derecho de Rostón. Golazo.
Con la ventaja a su favor, Independiente fue en búsqueda del segundo, que le diera mayor tranquilidad, porque sabía que un gol del visitante igualaba la historia. Sin embargo, Roston le tapó abajo un tiro libre a Barcar y luego Rosales sobre la línea le impidió el grito al mismo atacante, cuando el arquero ya estaba fuera de acción.
En el cierre de la primera etapa, se produjo una jugada polémica. Tomás Arzer pateó un tiro libre, la pelota dio en la barrera, rebotó en Miguel Rosón, luego en otro defensor local y le quedó a Jeremías Lucero, que marcaba el empate. Sin embargo, el primer asistente levantó el banderín marcando posición adelantada, que a simple vista pareció no existir, por lo que Darío Pardo Aguilera sancionó la pena.

Todo igual.
En el complemento, Independiente buscó en los primeros minutos poder estirar la diferencia, pero Rosón no llegó a darle de lleno, tras el centro de Barcar. A medida que fueron pasando los minutos, el local se replegó contra el arco defendido por Raúl Alomo y le cedió la iniciativa al visitante, que no encontró los caminos para generar peligro.
La expulsión de Gastón Rosales, por una infracción sobre Barcar, terminó de darle tranquilidad al Rojo, que esperó el paso de los minutos, para terminar de celebrar el triunfo y dejar el Apertura igualado.