Independiente y Newell’s repartieron goles en Rosario

SUPERLIGA: CENTRAL VENCIO A TALLERES Y ES LIDER

Independiente de Avellaneda, que en la primera fecha no jugó por su participación en la Suruga Bank, igualó anoche 2-2 como visitante de Newell’s Old Boys, en uno de los partidos que puso en marcha la segunda fecha de la Superliga.
En el estadio “Marcelo Bielsa” de Rosario, Emmanuel Gigliotti, a los 2 y 42 minutos, le otorgaba la victoria parcial al conjunto de Ariel Holan en un primer tiempo con muchas emociones. En tanto, Héctor Fértoli había igualado transitoriamente para el Leproso, a los 14 de esa misma etapa.
Durante los primeros 45 minutos, la visita supo aprovechar algunos desacoples defensivos del dueño de casa, que pese a ello no mereció retirarse con una derrota parcial al descanso.
En ese contexto salieron al complemento, en el que Newell’s golpeó casi de entrada con una buena resolución de volea de Fabricio Fontanini, a los 7, que puso las cosas iguales nuevamente.
La Lepra empezó a manejar los tiempos ante un Rojo que no encontraba los caminos, hasta que a los 22 minutos Joel Amoroso se ganó la roja por un planchazo y el local quedó con uno menos.
A partir de allí Independiente creció en el juego, pero le costaba romper el cerrojo que implementaba Newell’s. Y así llegaron al final, repartiendo goles y puntos.

Ganó Central.
En el partido que abrió la segunda fecha, Rosario Central supo utilizar la cabeza y venció a Talleres de Córdoba por 1 a 0, para así quedarse al menos transitoriamente como único puntero del torneo de la Superliga, con dos triunfos en igual cantidad de presentaciones.
En el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, el único gol del encuentro lo marcó el delantero Fernando Zampedri, de cabeza, a los 16 minuto del segundo tiempo. De esta manera el Canalla sumó su segunda victoria de la mano de su nuevo entrenador, Edgardo Bauza.
En el primer tiempo Talleres fue el que manejó mejor el balón, porque Cubas fue vital a la hora de cortar y distribuir, en un duelo que le ganó a Ortigoza por varios cuerpos. Central estuvo impreciso y se mostró con pocas ideas, con pelotazos demasiados largos para Zampedri, los cuales en general cayeron en las manos de Herrera.
Para los primeros minutos del segundo tiempo Talleres tuvo a su favor dos claras situaciones, ambas en los pies de Pochettino, pero primero fue Ledesma el que evitó la caída de su valla y luego el remate se fue alto.
Central casi no había pisado el área de la “T”, pero a los 16 un córner desde la derecha de Gil encontró la cabeza de Zampedri, que derrotó a Herrera de manera impecable.
Talleres, con el gol en contra, se desdibujó y perdió la brújula que tenía antes de estar en desventaja y ahí fue cuando Central, con oficio, manejó mucho más los tiempos hasta el final. (NA)