Independiente se aprovechó de Santa Rosa

LIGA CULTURAL: EL ROJO DE DOBLAS SUPERO AL ALBO EN EL MATEO CALDERON

Independiente de Doblas se aprovechó del mal momento que atraviesa Atlético Santa Rosa y lo venció por 2-1, para quedar a un solo punto del nuevo líder, Unión de Miguel Riglos (ver aparte), tras completarse ayer la quinta fecha del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol.
Los goles del Rojo fueron convertidos, uno en cada tiempo, por Mario Rosales y Flavio Ermantraut. Mientras que Eduardo Díaz anotó el descuento para el Albo que terminó con nueve futbolistas, por las expulsiones de Sabino Agüero y de Mario Chavero, y quedó en zona de descenso, con tan solo tres puntos.
Independiente de Doblas, dirigido por Darío Monsalvo, fue un justo ganador del encuentro disputado en el Mateo Calderón. Renzo Romero manejó los tiempos en el mediocampo, con un buen acompañamiento de Ermantraut y Rosales; y Barcar, cuando quiso, hizo lo que quiso.
Por su parte, el Albo sigue en caída libre, sumó su cuarta derrota consecutiva y parece no encontrar la salida a esta situación -en los últimos minutos se vio a más de un jugador parado en el campo-. Para colmo, cuando ya perdía 2-0, perdió a dos jugadores por expulsiones, más que nada por impotencia de los mismos protagonistas.

Merecido.
Independiente de Doblas avisó rápidamente, a los 3 minutos, cuando Ezequiel Bonomo enfrentó cara a cara al arquero José Moslares, que le ahogó el festejo al delantero. Y a los 11, el mismo atacante del Rojo, desvió de cabeza, tras un tiro libre, para que la pelota salga pegada al travesaño.
El Albo logró equilibrar la lucha en el mediocampo y el encuentro se hizo parejo. Roberto “Toto” Cornejo buscó ponerse el equipo al hombro; sin embargo, enfrente, Romero seguía manejando los tiempos del visitante, aunque ninguno llegaba con peligro.
A los 2 8 minutos, Barcar sacudió la monotonía y remató desde afuera del área, saliendo apenas desviado. Y como Barcar hizo y deshizo a su antojo, a los 30, le ganó sobre la línea de fondo a Cristian Mora, envió el centro, Ermantraut apenas la tocó, pero el palo le impidió abrir el marcador.
La primera llegada clara de Santa Rosa se dio a los 39 minutos: Lucas García superó a Paolo Casado y mandó el balón al medio, para el ingreso de Cornejo, que dentro del área chica se encontró con el oportuno cierre de Narcué.
El Rojo había creado las mejores situaciones, aunque no podía capitalizarlo en el marcador y estuvo a poco de irse en desventaja. Sin embargo, a los 41 minutos, llegó la apertura del tanteador. Federico Wilberger recibió por izquierda, dejó atrás a Chavero y, ante la salida de “Tato” Moslares, tocó al medio. La pelota recorrió todo el área, falló Bonomo en el primer palo, pero por el segundo, sin marcas, apareció Rosales para empujarla al fondo de la red.
Santa Rosa pudo haber marcado la igualdad, a los 43, mediante un cabezazo de Diego Calvente, tras un tiro de esquina, que se estrelló en el palo derecho de José Luis Wiggenhauser y recorrió toda la línea.

Lo cerró rápido.
En el complemento, Independiente salió con la misma intensidad y en el primer minuto de juego obligó a Moslares, con un zurdazo de Barcar, tras una buena combinación en la que también participaron Rosales, Casado y Bonomo.
A los 10 minutos, Independiente cerró el partido. Barcar ejecutó un tiro libre desde la izquierda, Narcué no llegó a cabecear, y Ermantraut en soledad puso el 2-0 con un toque suave.
El Rojo ‘planchó’ el juego, lo manejó a su ritmo y lo hizo mucho más tranquilo. A los 27 minutos, el Albo perdió a Agüero (ayer jugó como último defensor), por un golpe sobre Rosales, y tuvo con diez la chance de descontar, pero Díaz no pudo con Wiggenhauser. Tras esta situación, Chavero vio la roja por una falta sobre Ermantraut, dejando al local con nueve.
En el final, aprovechando la ‘siesta’ de Independiente, Díaz logró el descuento.

Un justo reparto de puntos en Macachín.
Atlético Macachín y Anguilense protagonizaron ayer aquí un justo empate en un tanto en el marco de la quinta fecha del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol. El local se puso en ventaja en la parte inicial con tanto de Guillermo Loyola, pero Brian Roldán puso el empate en el complemento.
A los 10 minutos el Rojo se acercó con una jugada que se repitió, pelotazo para que Emiliano Jofré la baje, esta vez hacia la derecha por donde subió George quien remató pero la pelota rozó en un defensor y salvó el peligro. Dos minutos más parte otra vez combinaron por derecha George y Vigorito y el volante sirvió un centro para el cabezazo de Jofré que se le fue alto.
El aviso de los locales se hizo realidad a los 14 cuando, en otro movimiento colectivo, Jofré atacó los espacios de la defensa de Anguilense por derecha, la cruzó al segundo palo por donde apareció George que, con la cabeza levantada, la puso al medio para que Loyola la empujara a la red.
Anguilense no reaccionaba y Macachín pudo liquidar el partido. Iban 21 minutos y Santiago Carrizo llegó por izquierda con pelota dominada, la enganchó para adentro y puso un pase que Jofré cabeceó pero se le fue cerca.

Lo empató.
Al regreso del descanso todo fue diferente. Anguilense volvió con otra postura, con otra decisión, con otros argumentos que la faltaron en el inicio. Cejas fue claro dueño del centro del campo, empezaron a trabajar por afuera Roldán y Cobos quienes empezaron a dialogar con Eizaga y Sepúlveda.
A los 2, Roberto Cobos picó a las espaldas de los defensores y quedó solo ante Ponte que achicó, y entre él y el cruce desesperado de Emiliano Díaz, lograron conjurar una llegada clara.
A esta altura, los movimientos de mitad para arriba de Anguilense comenzaron a complicar a Macachín. Los “azules” ganaban en el medio y comenzaron a complicar a la defensa que empezó a mostrar grietas.
Y el empate de Anguilense, a los 15, llegó en una jugada en ése contexto. En una pelota quieta desde la derecha, Roldán la sirvió con pierna cambiada enfocando el arco, por allí apareció sin marca Eizaga que intentó peinarla pero falló, sin embargo este movimiento distrajo a Ponte y la pelota se le metió tras picar.
A los 42 Anguilense se quedó sin Juan Cadonatto, expulsado por doble amonestación. Ambos técnicos movieron el banco. Mundo sacrificó a Sepúlveda haciendo ingresar a Sáez Dupó para cerrar el resultado. Seibel metió a Fernando Alvarez por Guenchual para hacer más ofensivo al rojo.