Iturri: “Es positivo para todos”

Las cuatro ligas municipales que hace unos años creó el gobierno provincial para fomentar el deporte, y el fútbol en particular, comenzarán a ser coordinadas por las dos ligas históricas de La Pampa: la Liga Cultural, con sede en Santa Rosa, y la Liga Pampeana, con asiento en General Pico.
Esa decisión, que había sido adelantada por LA CHUECA el mes pasado, fue ratificada ayer mediante la firma del convenio correspondiente entre la Dirección de Deportes; las ligas Cultural y Pampeana; más las ligas Deportiva Municipal, Central, del Oeste y El Caldenal.
Estas nuevas cuatro ligas, que fueron creadas en los últimos cuatro años, hasta la temporada pasada fueron organizadas por el gobierno provincial a través de las municipalidades correspondientes, pero luego de algunos desacuerdos decidieron que pasen a funcionar bajo la órbita de las históricas entidades del fútbol pampeano.
“Las ligas Cultural y Pampeana son las entidades madre del fútbol de la provincia, y por eso vemos con muy buenos ojos que estas nuevas ligas sean parte de ellas. Creo que esto es muy positivo para todos”, dijo al respecto el presidente de la Liga Cultural, Alfredo Iturri.

Organización.
El objetivo de este convenio es que las cuatro nuevas ligas sigan manteniendo su independencia, pero que desde la Cultural y la Pampeana se organice todo lo concerniente a la logística de cada torneo; como el sorteo de cada fixture, la programación de las fechas, la actuación del Tribunal de Disciplina y el seguimiento oficial de resultados, tablas de posiciones y otros aspectos deportivos.
El gobierno provincial, en tanto, seguirá financiando a estas ligas a través de las municipalidades, y bajo su órbita se contratarán los arbitrajes, servicios médicos y seguridad. Además, cada liga continuará con su coordinador, como ocurrió hasta ahora, y el mismo gobierno designará a quienes trabajarán en la Cultural y la Pampeana -en oficinas aparte- para llevar el desarrollo deportivo.
“Aunque cada uno mantendrá su autonomía, este es un paso muy importante que se da porque le permite a las nuestras ligas tener un mejor control sobre la designación de los arbitrajes, que pertenecen a la Cultural y a la Pampeana, como también de los jugadores”, explicó Iturri.
“Además -continuó-, quizás el punto principal es que se abrirá un camino más corto para que esos equipos de los municipios terminen siendo formando parte de los clubes de los pueblos, y que en el futuro puedan terminar jugando en las ligas Pampeana o Cultural”.
Finalmente, el máximo dirigente culturalista dijo que también sería positivo que el espectro se abra aún más. “Siempre es bueno que las dos ligas históricas estén muy cerca de todos los que practican fútbol en la provincia, como sería también sería bueno que se sumen otras, como la Liga de Veteranos, por dar un ejemplo”, cerró Iturri.

Requejo.
El convenio entre todas las partes se firmó ayer en la sala de situación del Ministerio de Bienestar Social, donde el Director de Deportes, Dacio Requejo, resaltó la importancia del acuerdo, que comenzará a funcionar oficialmente el domingo 25 de mayo, cuando se de el puntapié inicial en las nuevas ligas.
“Esto responde básicamente a dos cuestiones; por un lado, dotar a estas ligas deportivas de contención jurídica y legal; y por otro, a un lineamiento de la política deportiva provincial, que entiende que el trabajo con las instituciones intermedias es más productivo que cuando la Dirección de Deportes tiene que hacer de Federación Deportiva”, comentó.
“El objetivo fundamental que tenemos, es que con el tiempo se vayan incorporando los clubes de las localidades, que sean quienes las representen y dejen de ser sólo equipos municipales”, agregó.