La lucha por una inclusión definitiva

RECLAMOS PARA QUE VUELVAN A COMPETIR TODOS JUNTOS

Los Juegos Nacionales Evita, organizados por la Secretaría de Deporte, Educación Física y Recreación de la Nación que encabeza el pampeano Carlos Javier Mac Allister, cuentan con la participación de unos 800 mil atletas de todo el país (en la etapa inicial que se desarrolla en cada provincia), de los cuales unos 20 mil llegan cada año a las finales nacionales, que habitualmente se realizaban en Mar del Plata.
Este año, sin embargo, los organizadores decidieron separar a las tres grandes categorías a la hora de realizar las finales, alejando de “la gran fiesta” marplatense a los Adultos Mayores (compitieron en San Juan y el año pasado en Córdoba) y a los deportistas con discapacidad, que tuvieron su cierre en Resistencia un mes y medio después de que el resto de los chicos celebraran en La Feliz.
“Esto va en contra de la inclusión”, fue la queja de muchos de los profesores que convergieron en Chaco para las finales la semana pasada. “En los Evita deberían estar todos incluidos y juntos, porque ese es el espíritu del programa de estos Juegos”, agregaron otros, que entienden que al separarlos los alejan de la fiesta central, les impiden socializar y en parte también invisibilizan a los chicos con discapacidad.
En ese contexto, la postura de La Pampa es que deberían competir todos juntos y respetar la plataforma de los Juegos, que son presentados como “una oportunidad para disfrutar de una experiencia de vida que contribuye a la integración, la formación y la participación deportiva”.