La noche en la que Roston se recibió de arquero de All Boys

FIGURA EN EL CLASICO ANTE BELGRANO QUE CORONO AL AURIAZUL COMO EL MEJOR DE LA ZONA NORTE

Braian Roston tuvo su noche soñada; esa que todo joven necesita para terminar de afianzarse en un equipo, pero especialmente esa que un arquero debe superar para convencer a propios y extraños que está en el lugar indicado.
All Boys se jugaba gran parte del año. Aún resonaban los incidentes ocurridos tres días antes luego de un partido que los dejó con un pie afuera del Federal “B” -el gran objetivo-, y por eso el clásico por la final zonal de la Liga Cultural había tomado mayor relevancia.
Enfrente estaba Belgrano, un rival también golpeado futbolísticamente por la crisis del equipo superior (está último en el Federal “A”) y que llegaba en desventaja por la derrota 1-0 en la ida, pero que supo abstraerse y dar vuelta la serie para pasar a comandar las acciones.
Un golpe de Cristian Baldissoni al minuto de juego y otro cachetazo de Alexis Uhaldegaray antes de cumplirse el minuto del complemento habían dejado al Auriazul al borde del nocaut. El Dr. Ramón Turnes comenzaba a vivir otra noche complicada que podía dejarlo con las manos vacías.
Sin embargo, en el momento más difícil apareció una figura para mantener al equipo con vida primero, y para cambiar la historia del clásico después. Roston, el chico que año a año es opacado por los arqueros que llegan para colmar las aspiraciones del club, dijo presente para que todo termine en una fiesta.
Un impresionante achique a pura reacción ante Tomás Altamiranda dentro del área chica; una tapada con el pecho ante un remate a quemarropa de Santiago Carrizo; un buen control a un remate de Maciel San Román y dos mano a mano muy claros ganados sobre el goleador Baldissoni, fueron algunas de las acciones con las que Roston mantuvo a su equipo en partido.
Y como si eso fuera poco, en la serie de penales le contuvo un remate decisivo a Tenca Hernández para terminar de inclinar la balanza a favor del Auriazul, que con un 4-2 final logró ganar la Zona Norte y se clasificó para jugar la final de la Liga Cultural ante Independiente de Jacinto Arauz.

Arco exigente.
“Es una alegría enorme porque ganamos la Zona Norte y por cómo se dio el clásico, pero falta y debemos poner los pies sobre la tierra”, dijo mesuradamente mientras todo el estadio gritaba “¡dale campeón!”, dejando en claro que la maduración es mucho más que futbolística, a pesar de sus cortos 24 años.
“Ganamos contra un clásico rival que es muy duro; tuvimos todo en contra, pero pudimos sacarlo a flote”, agregó el arquero. “Este es un gran grupo que no se merecía quedar con las manos vacías. Merecíamos ganar la zona y merecemos ganar en Sansinena (el sábado por el Federal “B”) para clasificar”, insistió.
En tanto, al referirse a su actuación aseguró que hubiera “preferido ganar 4-0 y no sufrir tanto”, aunque con una goleada él no hubiese sido el héroe, ni hubiera tenido la chane de lucirse como nunca antes en el arco que lo vio crecer y que tantas veces tuvo que ver desde lejos.
“En All Boys tenés que estar a la altura. Y cuando te llaman a responder, hay que responder, porque si no, lamentablemente en este arco no podés atajar”, reflexionó al respecto Roston, que hoy tiene enfrente a dos de los mejores arqueros de la provincia como Matías Boto y Pablo Howlin. “Los dos me enseñan día a día, tienen más experiencia que yo y estoy muy agradecido por el apoyo que me dan”, señaló.

Otro enfoque.
Al hacer un análisis del clásico, Roston habló de los defectos y virtudes de su equipo, que se hicieron presentes en la noche del Turnes. “Entramos desconcentrados, boludeando, dimos soga como en todo el año, y ese es un gran defecto que tenemos. Pero nuestra mayor virtud es que en los momentos difíciles siempre nos intentamos recomponer y supimos cómo hacerlo, como pasó ahora”, explicó el arquero.
Finalmente, se refirió a lo que vendrá no solo ante Independiente de Arauz por la Liga Cultural, sin también al duelo clave del Federal “B” ante Sansinena. “Anímicamente estamos muy bien en los dos torneos. No se no dio en el partido contra Tiro Federal, pero estamos bien y queremos revertir la situación en Cerri. Primero debemos enfocarnos en Sansinena y después en Independiente. Tenemos que ir por todo”, cerró Roston antes de abandonar la cancha ante el griterío y aplauso de toda la platea, como recibiendo las felicitaciones por la obtención del título definitivo de arquero de All Boys.

La final arrancará en Arauz
La gran final del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol, entre Independiente de Jacinto Arauz (el mejor de la Zona Sur) y All Boys de Santa Rosa (ganador de la Zona Norte), comenzará a jugarse en cancha del Burgués y se definirá en la del Auriazul, de acuerdo a lo que deparó el sorteo realizado anoche.
En principio, la primera final será el viernes 18 desde las 20.30 en Jacinto Arauz, y la revancha el viernes 25 (también desde las 20.30) en la capital pampeana.
Sin embargo, si All Boys quedara eliminado este sábado del Torneo Federal “B” (juega a las 17 en General Cerri), quedaría liberado para jugar sábados o domingos, y si hubiera acuerdo entre los dos clubes podrían disputarse las finales cualquiera de esos dos días, tanto en la ida como en la vuelta.

Compartir