“La reunión, para atrás”

MARADONA CON ENVIADOS DE LA FIFA

Diego Maradona sufrió ayer un duro revés en su objetivo de tener injerencia en la renovación de la AFA, ya que tras reunirse brevemente con el enviado de la FIFA, Primo Corvaro, se retiró molesto al no estar de acuerdo “en nada” con lo que se intenta hacer en la organización del fútbol argentino, y aseguró que aún en la entidad existe “la mafia grondonista”.
“La reunión fue para atrás. No estoy de acuerdo en un montón de cosas que se quieren hacer. Se quiere hacer borrón y cuenta nueva y yo no quiero borrón y cuenta nueva, yo quiero una auditoría del ex presidente de la AFA (Julio Grondona) y de ahí empezar”, afirmó Maradona.
Lo que quedó en evidencia tras la reunión es que Maradona no contaría con el respaldo que decía, de parte de la FIFA, para poder tener injerencia en la coyuntura actual del fútbol argentino.
Tras el cónclave que mantuvo con Corvaro y Monserrat Giménez, de Conmebol en el edificio de la AFA, Maradona indicó que al fallecido presidente Grondona “le quedaron hijos”, dando a entender que hay dirigentes que deben ser investigados.
“A mí que no me hablen de campeonato, de Super Liga, ni de nada. Primero que me limpien la AFA, limpita y después hablemos de otra cosa”, sostuvo el ex capitán de la Selección.
Además, el ex astro argentino dijo se iba “muy caliente” de la reunión, porque fue a hablar “con el señor ‘Camargo’ (sic) y al señor lo estaban esperando para ir a Presidencia y se tuvo que ir”.
“A mí no me corta la reunión nadie. Yo vine a hablar del fútbol y los problemas del fútbol argentino. Lo voy a hablar con Gianni Infantino y le voy a decir que si esto era lo que él me proponía, no lo acepto”, indicó. (NA)

Compartir