“La suerte de trabajar con el mejor en lo defensivo”

GRIEZMANN ELOGIO A SIMEONE Y DIJO QUE TRASLADA SUS CONSEJOS A FRANCIA

“Quiero la estrella, y si la consigo, no me importa el (estilo de) juego”, afirmó ayer el atacante francés Antoine Griezmann, antes de la final del Mundial 2018 contra Croacia, asumiendo la estrategia defensiva que ha mostrado Francia en muchos pasajes del torneo, estilo del que “Grizou” dice conocer casi todo al jugar en el Atlético Madrid de Diego “Cholo” Simeone.
“Tengo la suerte de trabajar con el mejor entrenador en lo defensivo (el argentino Simeone), veo cosas sobre el terreno, trato de decirlas, de enseñarles a mis compañeros, así como ellos pueden enseñarme ofensivamente pequeñas cosas. Tengo la suerte de jugar con el Cholo, así que doy consejos y astucias para reordenarnos defensivamente”, afirmó el delantero en conferencia de prensa.
La respuesta entró en el marco de las críticas de muchos observadores e incluso jugadores mundialistas por el juego recostado hacia atrás que ha implementado Didier Deschamps en Rusia 2018, donde Griezmann es el primer trabajador-defensor en la presión de los Bleus.
“Nosotros mismos nos dijimos que teníamos que ser un bloque sólido, difícil de superar y, poco a poco hemos mejorado. Nos estamos poniendo difíciles de superar, eso es lo lindo, eso es lo bueno, y después ofensivamente sabemos que podemos marcar en cualquier momento”, explicó el autor de tres tantos hasta ahora en esta Copa del Mundo.
“No tuve que hacer demasiado esfuerzo en convencer a mis compañeros de equipo a la hora del sacrificio. Si Kylian (Mbappé) y Olivier (Giroud) me ven en mi área defensiva, ellos se dicen por qué no yo. La defensa, en nuestro estilo de juego, es lo más importante, y con nuestros atacantes podemos hacer algo, Kylian en un desborde, Olivier en un centro o yo una pequeña locura como me pasa de vez en cuando”, indicó.
Y en el mismo sentido dijo que este Francia tiene el estilo del Atlético. “Es el estilo de juego que tengo en el club, estoy acostumbrado, sé cómo manejarlo, acelerar o desacelerar cuando es necesario”, señaló Grizou en rueda de prensa en Istra.

El DT y los goles.
Por otra parte, Griezmann valoró las decisiones de Deschamps y aseguró que confían en el DT francés por lo que ha ganado y cómo se ha manejado. “Es respetado por nosotros porque ha ganado (el título mundial), sabe por dónde hay que pasar. Ha tomado decisiones difíciles, como el caso de Lucas (Hernández) o (Benjamin) Pavard. Ha cambiado tras (la victoria sobre) Argentina (4-3 en octavos de final), la presión ha bajado y nos ha hecho bien. Prepara los partidos, sabe por dónde ir, creemos en él y le tenemos confianza”, dijo sobre Deschamps.
Dos años después de la Eurocopa, Griezmann tomó un papel diferente en el estilo de juego de Francia, manejando más los balones parados, marcando de área a área y tal vez llegando menos a posiciones de gol. Sin embargo, este estilo que se le reconoce en Madrid, lo asume sin problema en los Bleus.
“Siendo el máximo goleador (de la Eurocopa 2016) perdimos, y entonces me dije: ‘Voy a marcar menos goles para ver si ganamos’ (risas). Mi juego ha cambiado, estoy más para marcar el ritmo, mantener la pelota o acelerar. Si anoto, mucho mejor, pero soy más un jugador que piensa en el equipo que en hacer goles”, apuntó.
Esta final “puede cambiar nuestras vidas, pero no pensamos mucho sobre el domingo por la noche o el lunes. Queremos preparar el juego, descansamos bien, trabajamos tácticamente. Estos días son importantes”, cerró. (NA)

“Me retiraría el lunes”
El centrocampista croata Ivan Rakitic aseguró ayer que estaría dispuesto a retirarse “el mismo lunes si ese fuera el precio a pagar por ganar la Copa” del Mundo, el domingo en la final contra Francia. “Pagaría cualquier cosa por lograr el triunfo, la victoria de mi país, Croacia… Sí, definitivamente colgaría las botas el mismo lunes si ese fuese el precio por ganar la Copa”, aseguró. “Aunque no lo voy a hacer”, matizó rápidamente con una gran sonrisa. Rakitic aseguró que pese a que la final será su partido 71 de la temporada, “habrá energía suficiente”.