La “U” acertó y festejó

LIGA CULTURAL: RIGLOS LE GANO A SANTA ROSA EN EL MATEO CALDERON

Unión de Miguel Riglos ganó solamente porque acertó lo que antes no había podido concretar Atlético Santa Rosa: un penal. Esa fue la diferencia que existió ayer en el Mateo Calderón entre estos dos equipos en el arranque del Torneo Clausura de la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol.
Se hace difícil de explicar un partido que recién tuvo su primer remate al arco a los 3 minutos del segundo tiempo. Sí, leyó bien. Tardaron poco más de 48 minutos en generar una acción concreta de peligro.
El partido tuvo tres minutos de “furia”, entre los 11 y los 13 del segundo tiempo, cuando Santa Rosa tuvo un penal a su favor, pero lo desaprovechó. La acción siguió y terminó en un penal para la visita, que en este caso no la desaprovechó. En estos tres minutos se resume todo lo que pasó en el Mateo Calderón ante un marco de público que fue muy pobre (¿la situación económica también está afectando al fútbol local?)
El triunfo le permitió al conjunto dirigido por Alfredo Sauro comenzar con el pie derecho y salir de la zona de descenso directo.

Poco y nada.
En la primera etapa, el encuentro fue por demás pobres. No hubo situaciones claras sobre los arcos, más allá de las buenas intenciones de cada uno de los equipos. Tomás Alou, Brian Ramírez y Jonathan Fensel fueron los encargados de generar fútbol en el equipo dirigido por Alberto “Tito” Mansilla, pero todo se desmoronaba en tres cuartos de ataque, ante la férrea defensa visitante.
Por su parte, la “U”, con el despliegue de Ignacio Gauna, Mariano Balda, Brian Gauna e Hidalgo, y la potencia del delantero Oscar Wunderlich, trataba de llevar riesgo sobre el arco del defendido por el debutante Nicolás Fernández. Pero como le sucedía al local, la defensa del Albo, comandada por Alvaro Alvando y Marcos Funes, era infranqueable.
Por esto, los dos tuvieron que apostar a las pelotas paradas. Sin embargo, tampoco fue la solución en ataque y así se pasaron los primeros 45 minutos. Ni uno ni otro equipo había pateado al arco. De esta manera, es difícil ganar un partido.

Penal y penal.
El complemento comenzó de otra manera. Porque apenas bastaron tres minutos para que por primera vez uno de los arqueros tuviera que aparecer en escena. Tras un tiro libre favorable para Unión, la pelota le quedó a Ignacio Gauna, que sacó una mediavuelta para encontrar bien ubicado al arquero Fernández.
En un juego de ida y vuelta, pero sin aproximaciones concretas, Santa Rosa tuvo su momento. Facundo Torres avanzó por izquierda y puso una pelota profunda para Ramírez, aunque Castaño parecía tener controlada la situación, el piso le jugó una pasada y la pelota se le fue de escena. El futbolista del Albo se la llevaba y fue derribado por el arquero, por lo que Malvina Schiel (de buena tarea) sin dudarlo marcó penal. Ramírez se hizo cargo del remate, a la izquierda de Castaño, que fue hacía ese palo y de forma magistral impidió que el Albo rompa la monotonía del partido.
La pelota fue rechazada por la defensa de Unión con un largo envío para Wunderlich. El “Ruso” corrió e ingresó al área, donde Funes le cometió infracción y Schiel, tampoco sin dudarlo, marcó la pena máxima. Era la chance de Riglos, que estuvo a punto de estar en desventaja, de ponerse arriba. “Leo” Hidalgo tomó la responsabilidad de patear el penal y con un remate a la izquierda a media altura venció a Fernández, que alcanzó a rozarla. En apenas 180 segundos, las emociones fueron de un arco a otro.
Con la ventaja, Unión se paró de contra y le cedió la pelota a Santa Rosa, que no supo encontrar los caminos para generar peligro contra el arco de Castaño, más allá de alguna pelota parada.
Incluso fue el visitante el que pudo haber liquidado el partido ya en tiempo cumplido, pero Wunderlich no alcanzó a definir tras un pase de Hidalgo y luego el “Ruso” quedó mano a mano ante Fernández, pero la picó y la pelota terminó afuera.
Unión de Riglos se llevó el triunfo porque Maxi Castaño atajó el penal que él mismo había hecho y porque Hidalgo estuvo preciso en el arco contrario.