La casa apuesta por su ídolo

El vicepresidente primero de Boca Juniors, Oscar Moscariello, admitió ayer que la conducción de esa entidad le ofreció un contrato de “un año y medio” al ídolo y capitán Juan Román Riquelme, cuyo vínculo con la institución vence el 30 de junio. “El ofrecimiento a Román es de un año y medio (hasta diciembre de 2015). Seguramente el primer ofrecimiento de César (Martucci, jefe del departamento de fútbol) fue de un año, pero en realidad fue una cuestión verbal”, aclaró el dirigente boquense en diálogo con Deportivo Télam.
Después, Moscariello resaltó que “la palabra más importante es la que el presidente (Daniel Angelici) le dijo a Román; ‘que se quedara tranquilo, que se lustre los botines y que haga de eso que él sabe: jugar al fútbol’. Con la tranquilidad de que los colores de Boca seguirán vistiendo no solo su cuerpo, sino su alma”.
“No había ningún problema por un año más; después cuando hablaron cara a cara (Martucci y Daniel Bolotnicoff, representante de Riquelme) esas cosas se aclararon y se alargó la duración del vínculo por la necesidad de que vamos a estar en el medio de un torneo. Es una cuestión de razonamiento lógico”, contó el dirigente.
Moscariello elogió a Riquelme y destacó: “Conociéndolo a él, uno sabe el amor propio que tiene y la confianza sobre sus condiciones futbolísticas. Siempre entra al campo con la cabeza en alto, es ganador. Además, está el contagio que genera en su propios compañeros”.
Y cerró: “La verdad que tener que hablar de estas cosas a uno lo pone feliz, porque en realidad sabe que tiene en su plantel un jugador que quisieran tener todos”.
Mientras tanto, en el entorno del jugador trascendió que además de las ofertas conocidas de Tigre y el descendido Argentinos Juniors, existe otra del Sport Recife, de Brasil. Sin embargo, todo está encaminado para que Román siga en Boca, y se definiría en las próximas horas con una nueva reunión entre su representante y los dirigentes.

Superclásico.
Por otra parte, Riquelme acentuó ayer su puesta a punto luego de superar una lesión en el pie, y llegaría en condiciones de jugar el partido ante River Plate del 31 de mayo, en México. Riquelme, afectado por un traumatismo en el quinto metatarsiano del pie izquierdo que le impidió jugar ante Gimnasia y Esgrima La Plata en la última fecha del torneo Final, mostró signos de mejoría, ya que por primera vez en la semana se calzó los botines, y trotó junto al preparador físico Pablo Santella.
La mala noticia es que el juvenil Luciano Acosta sintió una molestia en el músculo posterior derecho y enseguida fue apartado por el DT Carlos Bianchi, que lo quiere tener para el Superclásico. Si se recupera, los once para jugar en México serían Emanuel Trípodi; Hernán Grana, Daniel Díaz, Juan Forlín y Emanuel Insúa; Andrés Cubas, Federico Bravo y Juan Sánchez Miño; Riquelme; Acosta y Emmanuel Gigiotti. (Télam)