La Legión alejó a los “fantasmas”

El dobles albiceleste, conformado por David Nalbandian y Horacio Zeballos, aportó el tercer punto al vencer a la dupla alemana, Tobias Kamke y Christopher Kas. El próximo rival será Francia, en abril.
Argentina selló ayer su pase a los cuartos de final de la Copa Davis por BNP Paribas, tras vencer por 3-0 a Alemania. Fue la dupla de David Nalbandian (88) y Horacio Zeballos (71) la que le otorgó el tercer punto al equipo nacional, con su triunfo por 6-1, 6-4, 5-7 y 6-2 sobre la pareja alemana, conformada por Tobias Kamke (93) y Christopher Kas (69 en dobles). Su próximo rival será Francia, que eliminó a Israel, de local, del 3 al 5 de abril.
Desde el inicio al fin, la cancha se inclinó del lado argentino. El primer set encontró a un "Cebolla" Zeballos afianzado en su rol de doblista y liderando la pareja; mientras que Nalbandian lo acompañó con destellos de su calidad, sobre todo, a la hora de definir los puntos. Con dos quiebres a favor y un rendimiento superior al de su adversario, el equipo argentino se puso arriba 6-1.
El siguiente parcial también favoreció al conjunto local, que consiguió temprano el servicio de su rival para ponerse 2-1. La solidez con que la dupla argentina había llevado el partido tambaleó cuando en el 4-3 el cordobés debió afrontar un 0-40 con su saque. Sin embargo, lograron sobreponerse y, con la ventaja obtenida al inicio del set, cerraron el 6-4.
La diferencia, que hasta el momento había sacado la pareja de Nalbandian y Zeballos, se fue desvaneciendo para dar lugar a un duelo parejo, con más errores locales y también con algunos aciertos del equipo visitante. Finalmente, fue el conjunto alemán el que capitalizó la laguna de su rival y se quedó con el parcial.
En el cuarto set, el enfrentamiento recuperó su rumbo para Argentina, casi desde el banco. En el primer game, le arrebató el servicio a Alemania y así encaminó el match a su favor. Cuando sacó el unquillense para partido, debió enfrentar dos break points para luego recuperarse y sentenciar la serie con una volea del "Cebolla", que quedó desparramado sobre el polvo de ladrillo.

Felicidad.
"Estoy contento con que se ganó y con que cada uno de nosotros haya sumado su punto", afirmó Nalbandian en conferencia de prensa, tras el encuentro y el posterior festejo en el vestuario. Por su parte, su compañero también se mostró feliz por la victoria y por haber regresado al equipo de Copa Davis después de dos años y medio. "Mi sensación es única por volver y por haberle dado un punto tan importante a Argentina", aseguró Zeballos.
A pesar de que la eliminatoria ya está definida, hoy, desde las 11, saldrá a la cancha Juan Mónaco (12) para medirse frente a Kamke y Carlos Berlocq (70) hará lo propio contra Florian Mayer (28).

"Fantasma".
Que Argentina pasara de ronda en la Copa Davis era complicado, pero que el sábado estuviera definida la serie a favor del conjunto local era prácticamente inesperado. Sin embargo, y contra todos los pronósticos, el grupo liderado por el capitán Martín Jaite y el subcapitán Mariano Zabaleta consiguió el objetivo, y con creces.
Tras las victorias de Berlocq y Mónaco el viernes pasado, Nalbandian y Zeballos superaron a un dobles alemán diezmado por la ausencia de su mejor exponente, Philipp Kohlscheiber (19), lesionado durante el encuentro frente a "Charly". Así se alejó el "fantasma" del repechaje para mantenerse en el Grupo Mundial, que podría haberse jugado en caso de perder este fin de semana. Es que en la previa de la serie se esperaba un duelo difícil con Alemania, especialmente por la deserción de Juan Martín Del Potro, pero también porque Mónaco y Nalbandian no llegaban en óptimas condiciones físicas (el cordobés no juega desde agosto pasado cuando un desgarro en la zona abdominal lo dejó al margen del resto de la temporada).
La situación no pasó desapercibida en el equipo Argentino. Apenas terminado el partido de dobles y en medio de los festejos, Jaite aludió a la renuncia de Del Potro -en diciembre del año pasado- a participar de la Copa Davis durante 2013, cuando reconoció: "Venimos jugando esta serie hace dos meses".
Por su parte, en ese mismo momento, Nalbandian hizo saber su malestar frente a las especulaciones por una posible pérdida de categoría: "Leí mucho esta semana que estábamos complicados con el descenso, pero demostramos que podíamos ganar y que tenemos un gran equipo".
Una vez consumada la victoria, el foco de atención se desvió hacia el Viejo Continente, donde Francia superó 3-0 a Israel y se convirtió en el próximo rival de Argentina. Como el conjunto nacional será local en los cuartos de final del 3 al 5 de abril, ya comenzaron las especulaciones en relación a dónde se jugará la serie.
"Quiero consultar a los jugadores acerca de la superficie que nos conviene, ellos tienen bastante peso en esa decisión", comentó Jaite. A su vez, agregó, es muy importante la opinión de los tenistas para resolver si jugar en la altura o a nivel del mar.
Además, Jaite hizo referencia a un posible retorno de Del Potro al equipo: "Tiene las puertas abiertas. Llegado el momento, cuando pase esta eliminatoria y empecemos a pensar en Francia, seguramente lo llame por teléfono para ver si está disponible".

El público cautivó a los alemanes.
El público argentino fue protagonista una vez más en una serie de Copa Davis y ello no pasó desapercibido para el equipo alemán. Tobias Kamke lo calificó como "fabuloso" y resaltó que él y sus compañeros se divirtieron y disfrutaron jugar con el marco de público que presentó el estadio del Parque Roca, a pesar que estuvo considerablemente más vacío que en otras series.
Por su parte, el capitán germano, Carsten Arriens, fue aún más allá en su admiración por la hinchada: "espero que me puedan conseguir un CD con las canciones que cantaba la barra. Todavía las tengo grabadas en mi cabeza y no me las puedo sacar".
A su vez, Arriens recomendó al conjunto argentino que, para tener chances de vencer a Francia, en lo primero que tiene que pensar es en tener a la banda con los bombos y a la gente alentando en las tribunas". Frente a esta "sugerencia", Jaite respondió: "Es lindo jugar en casa. Es muy emocionante el aliento del público y escuchar las canciones que uno habitualmente canta en las canchas de fútbol. A mi me reconforta mucho como capitán viéndolo sentado en la silla, me imagino lo que debe ser para los jugadores".

Francia, el rival.
Francia avanzó ayer a los cuartos de final del Grupo Mundial de la Copa Davis y será rival de Argentina, tras definir su serie con Israel 3-0. También Serbia selló su clasificación, al cerrar la serie ante Bélgica por 3-0; mientras que la campeona República Checa se adelantó 2-1 a Suiza, luego del triunfo de Tomas Berdych y Lukas Rosol ante Stanislas Wawrinka y Lucas Chiudinelli, por 6-4, 5-7, 6-4, 6-7 (3/7) y 24-22, en un partido épico de 7 horas y un minuto, el más largo de la historia de la competición. El resto: Italia 2-Croacia 1; Kazajistán 2-Austria 1; Estados Unidos 2-Brasil 1. (Buenos Aires/Especial)