La solidaridad los ayudó a llegar

CARLOS PANSA Y WALDO MEDINA, LOS MEJORES PAMPEANOS EN TOAY

La carrera de mountain bike 80 Kilómetros de Toay, disputada el pasado domingo en esa ciudad, fue mucho más exigente de lo imaginado, según la opinión de los propios ciclistas.
La competencia, que fue organizada por la Municipalidad local, a través del área de Deportes, y Ciclismo Zonal, con el auspicio de LA ARENA, se disputó sobre un circuito de 26,5 kilómetros, por caminos y senderos que resultaron muy difíciles, a tal punto que todos los deportistas arribaron extenuados al polideportivo Horacio del Campo.
Carlos Pansa y Waldo Medina (Ciclismo Zonal) resultaron los mejores pampeanos al ocupar el séptimo y octavo lugar en la clasificación general, en la que se impuso el puntano Alfredo “El Flaco” Lucero, delante del rionegrino Juan Pablo Raffler y el riojano Gabriel Juárez.
En tanto que por categorías, Pansa y Medina ocuparon el segundo puesto en master A1 y master A2.
Los santarroseños arribaron juntos, porque en los momentos más complicados se ayudaron, se solidarizaron el uno con el otro. Ambos cruzaron la línea de llegada a gatas, y los medios de prensa debieron esperar algunos minutos para poder entrevistarlos.
“Fue la carrera más terrible de todas las que dispute en Toay, en La Pampa”, dijo Medina.
“La verdad que largué pensando en la organización, al igual que mis compañeros. Quería que todo salga bien, como finalmente ocurrió. Si casi que no entré en calor para largar”, indicó.
-¿Cómo fueron los últimos kilómetros?
-La última vuelta fue con el corazón, ni sentí las piernas. La cuestión fue no sufrir un calambre, no caerme. Por suerte nada de esto sucedió.
-Cómo fue la lucha con Pansa.
-Con Pansa nos pusimos de acuerdo en llegar los dos juntos. Le puso mucha garra en la parte del viento, en donde me dio una mano. Carlos se merece ser el pampeano mejor clasificado.
-¿Corrieron pensando en el pelotón que perseguía a Lucero?
-No, en absoluto. Nosotros corrimos a nuestro ritmo, de lo contrario no hubiéramos llegado. Los caminos se ablandaron más de la cuenta y se hizo muy duro. Con Pansa nos propusimos llegar y lo logramos.

Pansa.
“Hicimos dos muy buenas vueltas, y después bajamos el ritmo, pero fue entendible por todo el esfuerzo que habíamos hecho”, dijo Pansa.
Pansa manifestó que el tiempo que hizo (3h06m12s) fue bueno. “Dimos todo con Waldo. Adelante nuestro iba un grupo de cuatro o cinco corredores de nivel internacional, que quizás la pudieron rodar mejor que nosotros”.
“Esta carrera me resultó más dura de lo imaginado. Para colmo soy grandote, y en los guadales mi bici se entierra mucho”, expresó Pansa.
-Con Waldo Medina no se separaron en ningún momento.
-Con medina nos ayudamos entre nosotros. En los primeros tramos me tocó llevarlo, le marqué el ritmo. Y sobre el final fui yo quien se reventó, y él me dejó entrar. Estoy agradecido por su gesto.
Pansa aseguró que logró cumplir con los 80 Kilómetros por la preparación. “Por esta razón tengo que agradecerle a Gianforte, a Federico Pagani, que me da una gran mano cuando está en Santa Rosa, a Fabián Barrientos, que gracias al entrenamiento que me dio pude ganar la Vuelta Master. Sin dudas que este ha sido mi mejor año en el ciclismo”.

En todos los detalles
La organización de los 80 Kilómetros de Toay trabajó intensamente para estar en todos los detalles de una carrera que terminó resultando un éxito. Se utilizó doble fiscalización, video cámara en la llegada, puestos de agua, frutas y un plato de tallarines para los ciclistas que quisieran. Y más de 70 personas trabajaron en la logística.