Lazarte: “Pasé hambre, me enfermé y me dejaron tirado”

INSOLITO: LESCANO DICE QUE EL JUGADOR LE DEBE AL DEPO

El futbolista Marcos Lazarte, amenazado y golpeado por el presidente del Deportivo 25 de Mayo, Oscar Lescano, vivió una nueva frustración cuando en una mediación en Relaciones Laborales el dirigente le dijo que era el jugador el que le debía al club.
“Realmente el tipo es un caradura, acá la gente de esta oficina se sorprendió. Me arruinó, voy a ver como vuelvo a Salta, no tengo un peso”, dijo el deportista a LA ARENA en una entrevista exclusiva.
El futbolista reveló que el dirigente le armó una deuda insólita. “A la gente de Relaciones Laborales les mostré el mensaje del 18 de agosto en el que Lescano me dice que aceptaba pagarme ’13 por mes’, pero acá dijo que sólo habíamos arreglado 3 mil por mes, pero que tenía que debitarme los botines y zapatillas con los que entrené y jugué”, reveló Lazarte.
Y agregó: “También que como no me fui de la casa hasta que me pagaran, tenía que pagar 6 mil que gastaron para alojar al nuevo director técnico. En definitiva, dijo que yo les debía 5 mil pesos, es el único caso en el mundo en que el jugador le paga al club para jugar”.
“Nunca creí que a los 27 años iba venir de más de dos mil kilómetros a pasar hambre y para que los dirigentes me dejaran tirado cuando estuve enfermo a causa del agua de acá. Nos ha pasado, como cuando fuimos a jugar a Roca, de desayunar a las 7, viajar y jugar a las 6 de la tarde sin comer, y regresar a las 11 de la noche sin nada de alimentos; realmente ha sido una desilusión enorme”, agregó.

Manos vacías.
El joven deportista dijo que sólo quiere volver a su casa, para lo cual recurrirá a la ayuda de amigos. “Al final de la audiencia en Relaciones Laborales este caradura me dijo que no me cobraba los 5 mil pesos y me liberaba el pase. Hoy me lo dejó. Quiero volverme a Salta mañana mismo -por hoy-; después veré que hago. Me destruyó porque no solo me dejó sin trabajo y sin un peso, sino que hasta enero no puedo jugar en ningún lado. Me da vergüenza volver a mi casa y decirles a mi esposa y a mi niña -de 3 años- que regreso con las manos vacías”, se quejó amargamente.
Por otra parte, el futbolista adelantó acciones contra Lescano. “Estoy haciendo contactos con allegados a Futbolistas Agremiados y otras entidades porque esto no puede quedar así, no quiero que le pase a otros jugadores. Gente así no puede estar dirigiendo un club porque solo le hace daño”, sostuvo.
A manera de despedida, deslindó responsabilidades de los veinticinqueños. “Quiero agradecer a toda la gente y el pueblo, y sepan que ni ellos ni el club, que es social y deportivo, tienen la culpa. El responsable de lo que pasó es Lescano. Veré lo que hago en cuanto a lo económico y a la causa judicial, voy a hacer lo que pueda para que esto no quede así. Vamos a ver como Dios pone las cosas en su lugar”, concluyó.