Inicio Deportes Los pampeanos con distintos objetivos

Los pampeanos con distintos objetivos

UN REPASO A LA PRIMERA ETAPA DE LA DIVISION CUYO DEL TORNEO FEDERAL DE BASQUET

La primera etapa de la temporada 2018-2019 del Torneo Federal de básquet culminó el pasado viernes, con distintas sensaciones para los tres equipos que participan en la División Cuyo: All Boys de Santa Rosa fue el único que se fue con una sonrisa, ya que le ganó el clásico como visitante a Ferro de Pico. Mientras que Pico FBC sufrió un duro traspié y está, hoy por hoy, en zona de playoff de Permanencia.
El Auriazul fue de los pampeanos el que mejor posicionado cerró esta primera instancia, al quedar en el quinto puesto con 16 puntos, luego de cinco triunfos (ganó tres de sus últimos cuatro juegos) y seis derrotas.
Los dirigidos por Juan Cruz Gavazza, ya acoplados a la competencia nacional luego de la temporada anterior, terminaron el año con un triunfo más que importante desde lo anímico, ya que se pudieron tomar revancha de la derrota sufrida ante el Verde en el comienzo del torneo. Pero además en la forma en que el Auriazul se llevó el clásico, por 55-51, teniendo en cuenta que fue abajo hasta faltando cinco minutos. Así como a All Boys, tanto en la anterior como en esta temporada, se le escaparon muchos juegos sobre el cierre, ahora se le dio a la inversa y eso es un plús para los santarroseños.
Los capitalinos, bicampeones del Torneo Provincial, saben que están en condiciones de pelear por un lugar en los play off. Para esto será clave hacer una localía aun más fuerte en la reanudación y porqué no pensar en «robarse» algún juego fuera de Santa Rosa.
All Boys tendrá por delante siete juegos en el gimnasio «José Regazzoli» y deberá afrontar seis en calidad de visitante.
El 25 de enero de 2019, cuando se reanude el Torneo, el Auriazul recibirá a Jáchal de San Juan, sin dudas el equipo más débil de lo que hemos visto hasta aquí. Luego irá hasta Río Tercero, para enfrentar a 9 de Julio, y hasta Oliva, para jugar ante Independiente.
Tras esta gira por suelo mediterráneo, el Auriazul tendrá cuatro partidos consecutivos como local, que serán claves en sus aspiraciones: Independiente de Oliva, GEPU de San Luis (dos seguidos) y cerrará esta seguidilla ante Pico FBC.
El equipo de Juan Cruz Gavazza afrontará luego cuatro encuentros en fila fuera de la ciudad: 9 de Julio de Río Tercero, Club Bell de Bell Ville, GEPU y Pico FBC. Mientras que en el cierre de la ronda clasificatoria el fixture le deparará dos juegos en casa: Club Bell y el 29 de marzo, cerrará la ronda como la empezó, ante Ferro de Pico.

El Verde.
Por su parte, Ferro de Pico, que si bien disputó 10 partidos en esta primera etapa, tuvo unos meses de altibajos, para cerrar con 14 puntos (4 triunfos y 6 derrotas). El conjunto dirigido por Carlos Bualó comenzó con todo, sumando en sus primeras presentaciones, pero luego llegaron los primeros traspiés. Volvió a mejorar, pero despidió el año con una caída, tanto desde lo deportivo como desde lo emocional.
El Verde tendrá luego del receso 14 partidos por delante, siete de local y siete afuera, en los que buscará mejor su performance.
El regreso del verdolaga será como visitante en el clásico ante Pico FBC. Luego recibirá a Municipalidad de Junín y a Independiente de Oliva. Seguidamente tendrá tres juegos en tierras cordobesas: Club Bell, 9 de Julio de Río Tercero e Independiente de Oliva. Ferro recibirá a GEPU de San Luis y cerrará los mano a mano ante el Decano en el Colosito.
El camino del Verde seguirá en San Juan, con dos juegos ante Jáchal; será local ante Club Bell, GEPU y 9 de Julio. Y la fase clasificatoria la cerrará en Santa Rosa ante All Boys.

Necesita sumar.
Pico FBC, en su regreso al ámbito nacional, culminó esta primera parte en zona de Permanencia, con 14 puntos (4 triunfos-6 derrotas), ya que si el torneo cerrara hoy tendría que disputar un repechaje ante Jáchal, por la permanencia en el Federal.
Al equipo dirigido por Marcelo Germanetto pareció que le costó adaptarse a la categoría en los primeros encuentros, donde se le hizo esquiva la victoria. Sin embargo, el primer festejo trajo consigo otros más, a tal punto que llegó a hilvanar tres triunfos seguidos. Sin embargo, el cierre de año fue con una dura caída, por 100-79, ante 9 de Julio de Río Tercero.
El Decano tendrá luego del parate un duro fixture, teniendo en cuenta que deberá jugar seis partidos como local y los restantes ocho serán fuera del Parque Angel Larrea.
Tras el receso, Pico FBC recibirá a Ferro de Pico; luego visitará a Independiente de Oliva y Club Bell; será local ante Independiente de Oliva; irá hasta Municipalidad de Junín (dos partidos); chocará ante GEPU en el Parque Angel Larrea.
Tras esto jugará cuatro encuentros de visitante: All Boys, Ferro, Club Bell e Independiente de Oliva. Y culminará la primera fase como local: ante All Boys, GEPU y 9 de Julio de Río Tercero.

Cómo sigue.
El primero y el segundo de la División Cuyo se clasificarán directamente a la siguiente etapa dentro de la Conferencia Sur. Mientras que el tercero, cuarto, quinto y sexto jugarán la reclasificación interna, por dos lugares en los playoff de Conferencia; el séptimo culminará su partipación; y el octavo y el noveno jugarán por la Permanencia.