Los Solorza, una marca registrada

Manejar a más de 300 km/h sobre dos ruedas es prácticamente un ejercicio habitual para los Solorza. Los hermanos Martín, Marco y Juan Manuel nacieron y crecieron arriba de una moto junto a papá Miguel, uno de los pioneros del Campeonato Argentino de Velocidad.
Hoy, la familia rionegrina es una referencia en el Superbike Argentino, que está disputando su octava fecha en el Autódromo Provincia de La Pampa. Marco es el actual líder del campeonato argentino en la categoría reina, donde también compiten sus hermanos Martín y Juan. Su papá Miguel, dueño del equipo que tiene su base en Cinco Saltos, también llegó a Toay para correr en la Master +50.
“Desde muy chicos estamos arriba de las motos. Hacemos todo nosotros, con los talleres en nuestra cuidad, y nos conocen en todo el mundo”, resume Marco (31 años), quien hoy lidera el campeonato de Superbike con 23 puntos sobre su escolta, y que viene de terminar sexto en Jerez de la Frontera en la categoría Open 1000 del competitivo Campeonato Español.
Concentrado en su coqueto box enclavado en el circuito pampeano, el líder del Superbike habla de su familia y se le ilumina la mirada. “Mi hermano Martín (33), que tiene más experiencia, es el que nos prueba las cosas y hace el desarrollo de las motos. Y además anda muy bien en el campeonato al igual que el más chico, Juan Manuel (27), que este fin de semana no puede correr porque se cayó en Posadas y se quebró la clavícula”, explica el piloto sureño, que suma varios campeonatos argentinos y desarrolló gran parte de su carrera en España.
“Papá es el dueño del equipo, corrió durante mucho tiempo y ahora también vino a participar en la categoría Master +50. El motociclismo es todo para nosotros”, agrega Marco antes de subirse a su BMW y salir a clasificar en el circuito toayense, donde hizo el mejor tiempo de cara a la final de hoy, en la que buscará acercarse aún más al título.

Pura velocidad.
“Este es el circuito más rápido de los que visitamos; al final de la recta llegamos a los 310 km/h”, explicó Marco Solorza, que con su BMW logró ayer el mejor tiempo clasificatorio en la categoría Superbike, marcando 1m.21s.186/000 para recorrer los 4.184 metros del circuito toayense. Segundo clasificó su hermano Martín Solorza y tercero el porteño Ariel “Buba” Ramírez (Scuadra 958).
En la categoría Súper Sport 600 (AR2) el más rápido fue Sebastián Salom, seguido por Emanuel Aguilar y Matías Petratti; mientras que en la monomarca Yamaha R3 dominó Emiliano Lancioni, escoltado por Nahuel Santamaría y Santiago Villalobos.
En la categoría 250 4T (Moto AR3) el más veloz de la clasificación fue Tomas Acevedo, seguido por Mateo Acevedo y Ezequiel Allende; en Stock Bike prevalecieron Juan Zárate, Walter Páez y Matías Amafi; en tanto que en la división Amateur/Master +50 dominó Miguel Solorza, escoltado por Rubén García y Lucas Martínez.
Hoy, luego de los entrenamientos matutinos, a partir del mediodía se disputarán las finales de esta octava fecha del campeonato argentino: a las 12.05 largará la 250 (Moto AR3); a las 13 la Stock Bike; a las 13.35 la monomarca Yamaha R3; a las 14.05 la 600 Súper Sport; a las 15.15 el plato fuerte del Superbike; mientras que el show se cerrará desde las 16.15 con la final de la categoría Amateur/Master +50.

Hayden.
“No es algo común”, dice Marco Solorza al hablar de su familia, dedicada enteramente al motociclismo de velocidad. “En el mundo nos reconocen porque siempre trabajamos con seriedad y nos comparan con la familia Hayden”, agrega haciendo referencia a un apellido vinculado al motociclismo mundial: Nicky Hayden, quien falleció el año pasado, fue campeón de MotoGP en 2008 y heredó su pasión por la velocidad de su padre, Earl, piloto de Dirt Track al igual que su madre y su hermana mayor. Sus hermanos, Tommy y Roger Lee, también participan en diferentes categorías del motociclismo.