Luchador piquense estará en el Mundial de kick boxing

DIEGO ALBORNOZ REALIZARA UNA GIRA EUROPEA Y COMPETIRA EN ROMA

El luchador piquense Diego Frank Albornoz (23) fue seleccionado para ser parte de la delegación argentina que durante el mes de octubre iniciará una gira por Europa, que incluirá la disputa del mundial de kick boxing en Roma, Italia, entre el 14 y 15 de noviembre.
Albornoz forma parte desde hace poco más de tres años de la escuela local de kung fu que dirige Marcos Gómez, en la cual se formó en esta disciplina como en otras artes marciales. Luego comenzó a competir en festivales de kick boxing locales y, por iniciativa de su entrenador, fue insertado en la dura competencia que se da en ciudad de Bahía Blanca, donde fue visto por entrenadores y empresas promotoras que llevan a luchadores argentinos a competir al exterior.
“El Mundial surge porque empezamos a llevarlo a Bahía Blanca, que es un lugar fuerte para los eventos de combate, donde empezó a quedar en la mira de los profesores y le hicieron un seguimiento en los festivales a los que iba a competir”, explicó Gómez.
Y continuó: “Hablamos con una promotora bahiense que arma equipos argentinos para llevarlos al exterior y hacerlos competir. Entonces sale la posibilidad para ir a España a pelear y a su vez, como coincidían las fechas, surgió la invitación para que forme parte del equipo argentino que participará del Mundial de Italia en Roma, donde serán dos días de competencia en los que puede llegar a tener hasta tres combates”.

Gira europea.
Albornoz, quien será el único pampeano que tomará parte del Mundial de Italia, iniciará la gira junto a la delegación argentina el 5 de octubre, cuando viaje a España, donde tendrá combates profesionales. En España se unirá al Team Albino, que juntará varios grupos de luchadores, argentinos y españoles, los cuales entrenarán durante 15 días en triple turno, para luego participar del festival que organizará la promotora Lord of de Rings.
Tras unos días de descanso, el grupo argentino realizará una pequeña gira por Francia e Italia, donde llevará a cabo la preparación de cara al Mundial de Roma que se desarrollará el 14 y 15 de noviembre.
El luchador piquense indicó que será su primera experiencia internacional, y que a la previa la vive con “mucha ansiedad y a la vez felicidad”.
“Es una oportunidad muy grande para nuestra escuela y trato de disfrutarlo lo máximo posible. Disfruto muchísimo de todo, de venir a entrenar, de compartirlo con los chicos, porque todos tiramos para adelante y nos enfocamos para el mismo lado”, comentó Albornoz.
“En su momento, cuando surgió todo, sentíamos que era todo muy rápido, por el poco tiempo que llevo en esta escuela. Hace tres años que estoy entrenando en la escuela de Marcos, además estuve otros tres años en otra escuela haciendo MMA. Luego me enfoqué en el kung fu, se presentaron muchas oportunidades. Hay muy buen nivel en la escuela y cualquiera de los chicos podría haber estado en mi lugar”, cerró el luchador pampeano.

Disfrutar y ser profesional
Diego Frank Albornoz asegura que, si bien ya se insertó en el profesionalismo del kick boxing, aún no piensa en la disciplina como su medio de vida. En cambio, trata de disfrutar al máximo tanto el entrenamiento, como los combates y el tiempo que comparte en la escuela de kung fu junto a sus compañeros y a su profesor Marcos Gómez.
“Más allá de la parte económica, me interesa ir a hacer lo que me gusta, me enfoqué en esto, me llamó mucho la atención; los números van más allá de todo eso. El objetivo, más allá de si puedo vivir de esto, es saber que lo elegí para mi vida y que lo voy a disfrutar siempre”, indicó Albornoz.
A su turno, Gómez se mostró orgulloso del presente y de la posibilidad que le surgió a su alumno, como así también de tenerlo como integrante de la escuela, a la vez que se refirió a la preparación previa a la gira europea.
“Más allá de la posibilidad del Mundial, para la escuela es un orgullo tenerlo como luchador y como alumno, porque demuestra la garra que le pone día a día para entrenar, y es el primer luchador profesional que sale de la escuela”, comentó el entrenador.
“Ahora lo sacamos un poco de la rutina normal. Por la mañana lo preparamos en potencia en el gimnasio para que llegue un poco más fuerte, a la tarde hacemos un segundo turno en el que hace mucho trabajo de aire y a la noche va a la clase que tienen todos los chicos”, finalizó.

Compartir