“Maravilla” Martínez se siente seguro

Sergio “Maravilla” Martínez, campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reiteró que la pelea ante el boricua Miguel Cotto no “llegará al límite” y está confiado que lo “noqueará” cuando se enfrenten el sábado 7 de junio en el Madison Square Garden.
Martínez (51-2-2/ 28 ko) expondrá el título mediano del CMB, por segunda vez, ante Cotto (38-4-0, 31 ko) tras trece meses de inactividad, a raíz de una lesión en su rodilla derecha y una
fractura en la mano izquierda sufrida durante la pelea que disputó ante el inglés Martin Murray en Buenos Aires.
“Venceré a Cotto por nocaut. Me siento confiado que no llegará al límite Esa es mi intención. Será la pelea más significativa de mi carrera”, expresó ayer Martínez telefónicamente
a los medios locales desde el gimnasio ubicado en Miami, donde se entrena junto a su equipo.
“La confianza nace del trabajo que estoy llevando a cabo desde el 20 de enero (en Madrid y luego Miami) y el progreso que hay es la razón de la fe de que ganaré por nocaut”, agregó.
El púgil bonaerense insistió en que “no le preocupa” lo que ha estado haciendo Cotto en Los Angeles, California, bajo la tutela del entrenador Freddie Roach. “Me tiene sin cuidado lo que haga. Esta pelea no se determinará por la fortaleza física de uno o el otro, sino que la ventaja estará en la inteligencia”, explicó.
“Cotto tenía pegada cuando estaba en las 147 libras (66,678 kilos), pero en las 160 (72,574) quien la llevará seré yo. Estoy bien concentrado en la pelea y desde hace mucho tiempo que no me sentía así de bien”, avisó Martínez.

Gómez.
La Organización Mundial de Boxeo (OMB) distinguió ayer al ex triple campeón mundial, el puertorriqueño Wilfredo Gómez, al cumplirse 37 años de la obtención del primer título mundial de su carrera cuando noqueó al coreano Dong-Kyun Yum.
El 21 de mayo de 1977, en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan de Puerto Rico, con sólo 20 años e invicto en 16 peleas (15 ganadas y un empate) derrotó por nocaut en 12 vueltas al entonces campeón supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el coreano Dong-Kyun Yum.
“Queremos honrar la carrera de uno de los grandes de la historia, no sólo de Puerto Rico, sino del mundo, Wilfredo Gómez, y hacerlo con él aquí presente. Hoy se cumplen 37 años de aquel
momento en que ganó su primer campeonato mundial y queremos recordarlo” dijo el presidente de la OMB, el puertorriqueño Francisco Valcárcel.
Gómez, quien también reinó en las categorías pluma y superpluma, está afectado de las cuerdas vocales y no habló por micrófono.
El llamado “Niño de las Monjas”, nacido el 29 de octubre de 1956, concluyó su carrera con una marca de 44-3-1/ con 42 nocauts, un record en peleas mundiales de 20-3 con 18 nocauts y la marca de 17 defensas del título supergallo, ganadas todas por nocaut. (Télam)