Marín viajó para reunirse con Infantino

Un emisario del gobierno de Mauricio Macri hizo pie en Europa para interiorizarse ante la FIFA si puede tener vía libre para avanzar con una intervención ante una AFA en crisis y en tal caso apurar la creación de una Liga como pretenden cuatro de los cinco clubes grandes con la compañía de otra decena de entidades.
Fernando Marín, a cargo del programa Fútbol para Todos, que justamente ayer lanzó la licitación para la cesión de derechos de TV para el próximo torneo, partió hacia Zurich, sede de FIFA, tras el nuevo fracaso de la dirigencia del fútbol de acordar una fecha para hacer una Asamblea que de a luz la nueva Liga con la que buscan enderezar la vitalidad de los clubes, hoy en su mayoría endeudados.
En el gobierno confían que el titular de FIFA, Gianni Infantino, pueda allanarle el paso a la nueva criatura. “Así como está la AFA no puede continuar con clubes endeudados, barras bravas, jugadores que no cobran, con un entrenador del seleccionado de Lionel Messi que tampoco cobra”, dijo una fuente oficial a DyN.
Confían que la FIFA también tiene que mostrar diferencias con la dirigencia que fue coetánea a Julio Grondona, cuya dirigencia residual es la que principalmente se opone a la llamada Superliga. Gobierno y pro Liga apuran una definición. Armando Pérez, el titular de Belgrano, confió que no puede ir más allá del 9 de junio. Los liderados por Hugo Moyano y Chiqui Tapia quieren ungir al nuevo presidente o bien hacerlo en la misma Asamblea del 30. Suegro y yerno son los dos candidatos.
Chiqui Tapia convocó ayer a un almuerzo a quienes están en su vereda y en el medio del encuentro Nicolás Russo, titular de Lanús, desafió: “a ver si Fernando Marín consigue consenso en FIFA para una liga paralela”.
Los que apoyan la Superliga, dicen que no será necesario armar un campeonato paralelo porque los demás clubes no podrán pararla ni sustentarse sin Boca, River, Racing y San Lorenzo, más allá del acicateo de Daniel Angelici, cuya exposición careció de terciopelo intramuros en el predio de Ezeiza, lo cual molestó sobremanera.
Jugó a su modo Armando Pérez con ese número de 14 equipos al que aludió Angelici para una primera eventual liga paralela. “Podemos llegar a 20” dijo ayer el cordobés. (DyN)