Martínez y Costa dominaron en Toay

SEGUNDA FECHA DEL SUPERCAR REGION PAMPEANA EN TOAY

El piquense Eduardo Martínez ganó la carrera de pilotos titulares, mientras que la final de invitados quedó para el macachinense Miguel Costa. La segunda fecha del Supercar Región Pampeana se disputó ayer en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay.
El piquense Eduardo Martínez (Dodge) y el macachinense Miguel Costa (Chevrolet) ganaron ayer la segunda fecha del Campeonato de Supercar Región Pampeana, en el circuito de Toay, de 3.429 metros de extensión.
El Supercar, cuya competencia fue con pilotos invitados, encabezó el espectáculo de automovilismo junto al TC Pampeano, Zonal 2000 y Promocional Centro Pampeano.
Martínez, el actual campeón, sigue liderando el ránking, y nuevamente se perfila como uno de los máximos candidatos a la corona.
En la primera final, que fue con pilotos titulares, Martínez se impuso con un tiempo de 31m06s710 para completar los 18 giros, escoltado por el santarroseño Javier Guindani (Chevrolet), a 0,326, y el castense Ulises Macali Becerra (Chevrolet), a 13s002. Luego llegaron Cristian Valencia (Ford), Gerardo Onandia (Ford), José Bernasconi (Ford Fairlane), Nahuel Haberkon (Ford), Miguel Mazzoni (Ford), Héctor Tarquini (Ford) y Alejandro Irazusta (Dodge).
Martínez se impuso de punta a punta. En el inicio de la carrera debió ingresar el auto de seguridad por un toque que perjudicó a varios pilotos, uno de ellos Claudio Brunengo, que cambió una de las ruedas, pero después terminó abandonando.
Promediando la quinta vuelta, Martínez marchaba primero delante de Ravera, Del Río y Guindani, quien después iba a saltar al segundo puesto.
Ulices Macali Becerra se prendió en la lucha por los primeros lugares, quedándose con el tercer escalón del podio.
Sobre el final, Guindani presionó a Martínez, aunque no pudo concretar la maniobra de superación. El piquense terminó ganando, para afianzarse como líder.

El hermano mayor.
La segunda carrera, disputada con pilotos invitados, la ganó Miguel Costa (con Chevrolet de su hermano Daniel Costa), con un registro de 27m00m526 en las 17 vueltas, delante del anguilense Edgardo “Pollo” Deanna (Ford de Miguel Mazzoni-Ford), a 1s368, y Eduardo Lobay (Ford Fairlane de Daniel Bernasconi), a 3s313. Más atrás se ubicaron Juan Manuel Sosa (Chevrolet de Macali Becerra), Julio Ravera (Ford de Alejandro Ravera), Guillermo Langé (Ford de Pedro Langé), Ezequiel Albero (Dodge de Eduardo Martínez), Agustín Cian (Ford de Oscar Cian) y Daniel Galván (Ford de Cristian Valencia).
Cabe señalar que en pista se impuso el joven Facundo Onandia con el Ford de su padre, Gerardo, sin embargo después fue excluido por no dar el peso reglamentario.
Tras un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Guillermo Gallegos, la carrera se puso en marcha con Onandia como líder, seguido por Isepi, Sosa y Deanna. En el segundo giro la carrera se neutralizó con auto de seguridad por el despiste de Miguel Zaninovich.
Una vez que la pista fue despejada, Isepi mantuvo el primer puesto por muy poco: el zarpazo de Onandia no se hizo esperar y se escapó.
Si bien el líder sacó una buena diferencia, el interés de la final no decayó en ningún momento por la lucha que se dio en distintos puntos del trazado. Costa no aflojó y Deanna mucho menos, que en los último giros se acercó al macachinense.
Onandia terminó ganando, pero después fue excluido. Costa se quedó con la victoria, seguido por Deanna y Lobay.

Primer podio de Ulises Macali Becerra.
En su tercera temporada, después de innumerables sinsabores, el joven de Eduardo Castex Ulices Macali Becerra, con Chevrolet, logró subir al podio por primera vez al ocupar el tercer puesto en la final de titulares, por la segunda fecha del Supercar, disputada en Toay.
Esta vez Macali Becerra, con motorización de Conte y el chasis de Octavio, pegó el salto para prenderse en la lucha por los primeros lugares del certamen.
“Me pone muy contento haber podido subir al podio. Esta actuación llegó en el momento justo. Es un buen golpe anímico que nos da fuerzas para seguir trabajando, para continuar adelante”, dijo emocionado Ulises.
El piloto indicó que llegar tercero fue sacarse un peso de encima. “Demostramos que tenemos capacidad de trabajo, y que vamos a seguir mejorando. Hoy, como nunca antes, estuve tranquilo, supe que tenía un auto para andar adelante”.
Macali Becerra agregó: “Este tercer puesto se lo dedicó a mi abuelo y a mi amigo “Patito”, que están en el cielo, como así también a todos los sponsors, a la gente de Castex, amigos y familia. “Todos son unos genios”.

Compartir