Mauri “zafó” de una sanción más grave

El mediocampista pampeano Juan Mauri, que fuera suspendido provisoriamente por el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de fútbol tras agredir a un rival, finalmente recibió ayer una leve sanción: cinco partidos de suspensión. El falló tuvo en cuenta los artículos 32, 33, 35 y 200 (letra a punto 1) del Reglamento de Transgresiones y Penas (ver aparte).
El realiquense, vistiendo la camiseta de Gimnasia y Tiro de Salta en el Torneo Argentino “A”, se vio involucrado en los incidentes que se registraron al terminar el encuentro entre su equipo y Guillermo Brown de Puerto Madryn, y que significó la eliminación de los salteños del certamen federal.
Una vez concluido el partido, Mauri se acercó a saludar a Franco Flores, futbolista de Brown, que extendió su mano, pero recibió un golpe de puño en la cara por parte del pampeano. Esta situación provocó una gresca generalizada que se extendió por un par de minutos.
Mientras los clubes involucrados y el mediocampista pampeano presentaban los descargos correspondientes, el Tribunal de Disciplinas decidió suspender provisoriamente al realiquense.
En su defensa, Mauri reconoció “haber golpeado al rival” pero se justificó al señalar que “esa conducta fue producto, o en respuesta a la andanada de insultos, bromas y cargadas del rival agredido”. Según el Tribunal, el pampeano “intentó pedir disculpas al rival en los vestuarios, pero la Policía de Chubut de muy mal modo se lo impidió”.
El Tribunal, en su extenso fallo, manifestó que de acuerdo al Reglamento de Transgresiones y Penas, el artículo 200 (letra a, punto 1) establece “sanción de tres a quince partidos al jugador que agreda a otro aplicándole golpe por cualquier medio; y si está aplicado desde atrás, el mínimo será de cuatro partidos”. En este caso, el mínimo se eleva ya que se sanciona el “aprovechamiento de la indefensión del adversario y su imposibilidad de defenderse”.
El Tribunal en su falló explicó: “se aprecia del video aportado por la defensa, al momento de extender la mano
para saludar a Flores, (Mauri) aprovechó y aplicó un feroz golpe de puño a su adversario. No obstante su posterior arrepentimiento, es lo cierto que su actitud fue altamente reprochable puesto que pudo causarle un serio daño”.
Y siguió: “por eso tales actitudes le resultan contraproducentes a este Tribunal quien, después de estos graves sucesos, tiene que escuchar persistentes llamados telefónicos de jugadores, directivos y allegados que piden condescendencia y atenuación en las penas a aplicar, sin reconocer ni admitir que la actividad que desarrollan es un trabajo y que algunos casos depende o no de su continuidad en el club al que pertenecen. Los equipos podrían solicitar al Tribunal los antecedentes de sus dependientes futbolísticos, pues las conductas que éstos despliegan en los partidos necesariamente van a encontrar al club como responsable de esos actos”.
El Tribunal reconoció que la actitud del futbolista pampeano “fue la génesis de una serie de incidentes que derivó en tumulto y agresiones entre jugadores de ambos clubes” y luego destacó “el arrepentimiento del jugador hecho público en la prensa”. Por estos motivos “Juan Mauri será sancionado con cinco partidos de suspensión” cerró el Tribunal en su fallo.

La clave en el artículo 35
El Tribunal de Disciplina del Consejo Federal le aplicó a Juan Mauri cinco fechas de suspensión, teniendo en cuenta los artículos 32, 33, 35 y 200 (letra a punto 1) del Reglamento de Transgresiones y Penas. Si bien el último artículo estipula una sanción de tres a quince partidos “al jugador que agreda a otro jugador aplicándole golpe por cualquier medio y si este fuera aplicado de atrás, el mínimo para este hecho será de cuatro partidos”, el Tribunal se terminó valiendo por el artículo 35. ¿Qué dice? Hace referencia a la graduación de la pena: “para graduar la pena debe examinarse la ficha individual o legajo de antecedentes de la parte acusada, considerando como atenuante su corrección deportiva anterior y como agravante la inconducta deportiva habitual. Sin perjuicio de la aplicación de las disposiciones relativas a la reincidencia”. Por este motivo, la “buena” conducta de Mauri le permitió zafar de una sanción mayor y sólo se perderá cinco de la próxima temporada.