Medalla de plata, corazón de oro

PESE A LUCHAR HASTA EL FINAL, JUAN MARTIN DEL POTRO PERDIO CON ANDY MURRAY

Pese al corazón y su entrega, el tandilense Juan Martín Del Potro perdió ayer una emotiva y cambiante final olímpica de tenis contra el británico Andy Murray, número dos del ranking mundial, en cuatro sets, y se quedó con la medalla plateada de Río de Janeiro 2016.
Del Potro batalló durante más de cuatro horas en la cancha central del Parque Olímpico, dejó todo dentro de la cancha pese a estar extenuado físicamente, pero cayó con parciales de 5-7, 6-4, 2-6 y 5-7.
El tandilense logró de esta forma mejorar el bronce obtenido hace cuatro años en Londres y, pese a la derrota, no olvidará jamás esta semana soñada en Río de Janeiro, que significó su reinserción en el circuito mundial de tenis, cuando estuvo al borde del retiro a raíz de sus problemas y operaciones en la muñeca izquierda.
El logro del tandilense fue consumado, además, con victorias ante el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, y el español Rafael Nadal.
Murray, que jugó un partido inigualable para defender los “bombazos” de derecha de Del Potro, consiguió repetir -por primera vez en la historia- la medalla dorada que había conseguido en Londres 2012.
Al final, ambos jugadores se fundieron en un abrazo tras una dura batalla, en la que la calidad de muchos golpes llevó al público a levantarse numerosas veces de sus localidades y ovacionar a los dos adversarios.

Quinta presea.
El tenis argentino aportó, con esta medalla, la quinta presea para la vitrina olímpica nacional con la conquista de la plata de Del Potro.
Gabriela Sabatini consiguió la primera del deporte blanco cuando se alzó con la medalla de plata en Seúl 1988 y posteriormente los festejos llegaron con binomios nacionales.
Javier Frana-Cristian Miniussi ganaron la de bronce en Barcelona 1992 y el dúo Paola Suárez-Patricia Tarabini se adueñó del mismo material en Atenas 2004.

Bronce.
El japonés Kei Nishikori se adjudicó la medalla de bronce en el torneo individual masculino de tenis al derrotar al español Rafael Nadal por 6-2, 6-7 (1/7) y 6-3, en la última jornada del tenis olímpico.
En muchos momentos, el español pareció pagar los esfuerzos de la víspera, las más de tres horas que duró la semifinal perdida ante el argentino Del Potro, y sobre todo la semana en Rio, donde ha tenido que disputar 11 partidos, cuando se presentó en la ciudad brasileña sin haber podido entrenarse desde que se retiró de Roland Garros en mayo pasado por una lesión de muñeca.

“Es más que un sueño”.
Del Potro se mostró feliz anoche a pesar de haber caído frente al escocés en la final olímpica de tenis y confió que la medalla de plata obtenida “es más que un sueño” para él.
“No puedo pedir más. Es más que un sueño, estuve muy cerca de llevarme la de oro, pero me llevo la de plata”, destacó el tandilense.
Vuelto hace tan sólo meses al circuito profesional tras haber pasado por tres operaciones en su muñeca izquierda, en Río de Janeiro Delpo fue la gran revelación. “No sólo me sorprendí a mi mismo, sino al torneo y al mundo del tenis. Me gustaría seguir mejorando para que esto sea más seguido y pueda vivir estas situaciones más seguido”, deseó la Torre de Tandil.
Sobre la “final tremenda” de 4 horas y 2 minutos frente al 2° del ranking ATP, resaltó que ambos dejaron “todo adentro de la cancha”.
“Fuimos dignos de una final olímpica, dejamos todo adentro de la cancha. A mí no me quedaba más energía desde el primer set, estaba muy cansado, las piernas no me respondían. Murray es un gran campeón, es muy inteligente para jugar”, admitió.

El fenómeno Bolt.
El jamaiquino Usain Bolt, el hombre más veloz del mundo, renovó anoche su contrato con el oro y se adjudicó la medalla de ese metal tras ganar la final de los 100 metros llanos, la prueba madre del atletismo. El recordman en la distancia (9s. 58/100) mostró otra actuación para el elogio y se impuso con un registro de 9s. 81/100.