Messi y la seguridad acaparan la atención

SE JUEGA EL SUPERCLASICO ESPAÑOL

El regreso del crack rosarino Lionel Messi y las férreas medidas de seguridad dispuestas tras los ataques terroristas en Francia, ponen al clásico español entre Real Madrid y el líder Barcelona, que se disputará hoy por la duodécima fecha de la liga, en el centro de la escena mundial. El cotejo se jugará en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid a partir de las 14.15, hora argentina, y será televisado por Direct TV y ESPN Extra en Cablevisión.
El choque entre los equipos más poderosos del fútbol español y europeo siempre genera atracción, pero la reaparición de Messi, con la reedición del duelo aparte con el talentoso delantero portugués Cristiano Ronaldo, y un operativo de seguridad sin precedentes en Europa ante los ataques terroristas, erigen al partido en un acontecimiento que trasciende lo futbolístico.
Messi, recuperado de la rotura en el ligamento externo de la rodilla izquierda, no fue confirmado como titular por el entrenador Luis Enrique, pero está descontado que el crack argentino no se perderá el encuentro ante el clásico rival, que viene de perder 3-2 con Sevilla, reúne 24 puntos y está a tres del conjunto catalán, que tiene 27 unidades.
Messi, goleador histórico del Barsa, sufrió la lesión el 26 de septiembre por la sexta fecha del torneo ibérico en el triunfo 2-1 ante Las Palmas. Desde entonces, La Pulga realizó una recuperación con el objetivo de recuperarse para el Superclásico español, y que lo dejó fuera de la convocatoria para los partidos del seleccionado argentino por Eliminatorias Sudamericanas Rusia 2018.
“Messi ya está recuperado, pero lo evaluaré y daré a conocer el equipo horas antes del partido”, manifestó Luis Enrique en conferencia de prensa ante la consulta del lugar del rosarino en el equipo para hoy.
Por otra parte, el Superclásico español no escapó a las medidas de seguridad que se reforzaron desde los atentados en París, Francia, y las réplicas en diferentes ciudades europeas que motivaron la suspensión del partido amistoso del martes pasado entre Alemania y Holanda en la ciudad de Hannover.
La custodia del derby español multipilicó por seis el número de efectivos con respecto a otros partidos, con 1.200 policías nacionales. Asimismo, habrá 1.195 vigilantes privados contratados por Real Madrid, 122 oficiales municipales, personal de Cruz Roja y bomberos. (Télam)