Miguel Angel Russo se prueba el traje

EL EX ENTRENADOR DE BOCA Y VELEZ APARECE AHORA COMO EL ELEGIDO POR EL COMITE DE REGULARIZACION

El ‘Día del Amigo’ quizás no sea vinculante con el caso, o a lo mejor sí, pero el Comité de Regularización de AFA anunció ayer que entre mañana y el lunes se reunirá con Miguel Ángel Russo, para ofrecerle la sucesión de Gerardo Martino como entrenador del seleccionado argentino con el hándicap de saber que su respuesta “será positiva”, a propósito justamente de su buena relación con varias figuras del poder político y deportivo nacional.
Después de desechar a Marcelo Bielsa, el candidato con mayor consenso dentro del mundo del fútbol, pero solamente dentro del mundo del fútbol, y en medio de una AFA hoy inexistente pero en vías de reconstrucción, que tampoco parece el ámbito de gestión apropiado para la idiosincracia del ‘Loco’, los cañones para ir a Rusia en 2018 apuntaron rápida y extrañamente a Russo.
Y esto último tiene que ver con lo anunciado este martes por Armando Pérez, titular del Comité de Reorganización que recién entrará en funciones hoy, cuando dijo que iba a consultar “a César Luis Menotti, Carlos Bilardo, Alfio Basile, Javier Mascherano y el propio Lionel Messi”, pese a que el capitán está “renunciado” al seleccionado nacional, antes de elegir al sustituto del ‘Tata’. Por lo observado, no tuvo tiempo de hacerlo.
Lo que sí efectuó Pérez, algo que también había avisado que haría, fue consultar a Claudio Tapia, el único dirigente que acompañó a la selección en los últimos tiempos y era el solitario punto de referencia que tenían y reconocían jugadores y cuerpo técnico durante la Copa América Centenario de los Estados Unidos.
De ese encuentro surgió un “plan B” por si acaso se cayera lo de Russo, algo por estas horas difícil de que ocurra: el ‘Chacho’ Eduardo Coudet.
¿Cómo se llegó hasta Russo, un hombre del riñón de Bilardo? Las respuestas no tienen seguramente que ver con lo estrictamente futbolístico, ya que de Martino a él existe una diferencia de estilos tan pronunciada como la que existía entre Menotti y Bilardo. Y lo mismo cabe para Coudet.
Es cierto que la historia de los técnicos del seleccionado argentino desde que asumió el ‘Flaco’ en 1974 hasta la fecha siempre penduló entre su filosofía y la del ‘Narigón, que fue quien lo sucedió en 1982. Y esto lo convalida lo inmediato, ya que el antecesor del Martino ‘menottista’ fue un Alejandro Sabella ‘bilardista’.
Si se adhiere a esa lógica, entonces es “coherente” que Russo venga a ocupar el puesto del ‘Tata’, pero esto deja rápidamente de serlo cuando se atiende a los antecedentes del técnico de 60 años oriundo de Valentín Alsina, quien desde 2010 hasta 2015 opacó su carrera con frustrantes tareas en primera división con Racing Club, Estudiantes de La Plata, Rosario Central y Vélez Sarsfield.
Sus recuerdos positivos datan del campeonato local alcanzado con Vélez en el Clausura 2005 y con Boca Juniors en la Libertadores 2007, mientras que con Rosario Central cayó en la final de la Copa Argentina 2014 frente a Huracán.
Y su llegada también puede abrirles las puertas a la conocida como “Generación del 86”, la que ganó el Mundial de México de ese año y ya tuvo su oportunidad dentro de AFA (el técnico de la actual selección olímpica, Julio Olarticoechea, es un producto de ella), pero cuyos representantes fracasaron rotundamente (desde Diego Maradona hasta Sergio Batista).
Que Juan Sebastián Verón sea parte de ese “cuerpo ‘pincha” y por eso se candidatee para coordinar la comisión de selecciones de AFA también puede entroncarse con esta situación.
Ayer Martino reapareció públicamente en Rosario como espectadores de unos partidos de las inferiores de su querido Newell’s Old Boys, mientras que horas después Ramón Díaz se postuló por televisión para dirigir al seleccionado argentino al decir que es “lo único” que le falta a su vida. Pero el ‘Tata’ ya es pasado y el ‘Pelado’ llegó algunas horas tarde a candidatearse.