Miranda sigue descollando en el Campeonato Argentino de Atletismo Adaptado

El toayense Lucio Miranda nuevamente se destacó a nivel nacional. Fue el pasado fin de semana en el Campeonato Argentino de Atletismo Adaptado, que se realizó en el Parque Municipal de la ciudad de Pergamino.
El certamen fue organizado por la Asociación Atlética Pergamino, con la fiscalización de Fadecap (Federación Argentina de Deportes para Parálisis Cerebral). Participaron 80 deportistas integrando delegaciones de Buenos Aires, Chaco, Río Negro, Neuquén, Tierra del Fuego y La Pampa, entre otras.
Miranda se impuso en los 100 metros en lanzamiento de jabalina; mientras que logró el tercer puesto en lanzamiento de bala y ocupó la segunda posición en 200 metros.
En tanto que la santarroseña Gisela Hermann fue segunda en lanzamiento de jabalina y tercera en 200 metros.
Cabe resaltar que para Hermann fue el primer torneo de atletismo adaptado. Hasta el momento sólo había participado en los juegos Epade y Evita.
Mientras que Miranda, que compite en silla de ruedas, llegó con más experiencia y teniendo como máximo logros las victorias conseguida en el Open Internacional, que se llevó a cabo en junio en Chaco, en donde triunfó en los 100 y 200 metros y participó en los 400 metros.

Satisfacción.
La entrenadora Romina Iglesias destacó el desempeño de Miranda y Hermann, y dijo que los logros deportivos tienen suma importancia para que se pueda ver a nivel nacional todo el trabajo que viene realizando La Pampa en el deporte adaptado.
Iglesias sostuvo que Miranda tiene muchas posibilidades de ser convocado para la selección nacional. “Lucio compite en las pruebas de pista en silla de ruedas y en lanzamientos, en un banco. En su categoría no hay muchos deportistas”.
Con relación al futuro, Iglesias adelantó que Miranda participará de un nacional juvenil, y no dudó en afirmar que Hermann seguirá creciendo porque tiene un buen potencial.

El equipo.
Iglesias integra el programa de Deporte Adaptado de La Pampa, avalado por el gobierno provincial, junto a sus colegas Esteban Olivares y Juan Cruz Colombier. Los entrenamientos se llevan a cabo tres veces a la semana en la pista de solado sintético del parque Don Tomás, en donde concurren 12 atletas con discapacidad.
Iglesias explicó que tanto ella como Olivares y Colombier venían trabajando con el deporte adaptado de forma aislada desde hace más de dos años, y que desde el mes de febrero de este año lo hacen integrando dicho equipo.

Compartir