Mucho más que un padre

“Mieeeeercoles…, que manera de sufrir”, resumió Oscar Castellano con su tono campechano apenas finalizó la carrera que ganó su hijo ayer en Toay. “Si va a ser toda la temporada así, va a ser difícil de aguantar”, agregó el “Pincho”, un histórico del automovilismo nacional que, además de padre, es el motorista del auto de Jonatan y el responsable del equipo Castellano Power Team, que en La Pampa también supo ganar de la mano de Jerónimo Teti (Chevrolet Cruze) en 2014. “Fue un gran triunfo”, agregó el “Pincho”, esforzándose para no lagrimear al ver a su hijo y su nieta en pleno festejo.