Mucho más que un triunfo para River

UN SUPERCLASICO VIBRANTE EN LA BOMBONERA QUE DEJO EL TORNEO AL ROJO VIVO

River Plate se quedó con un triunfo inolvidable ante el líder Boca Juniors por 3 a 1, se apropió de un Superclásico vibrante por la 24ta. fecha del Campeonato de Primera División, y de paso le puso ‘pimienta’ al certamen en la puja por los primeros puestos. Los goles de River fueron convertidos por Gonzalo Pity Martínez, Lucas Alario y Sebastián Driussi, mientras que Fernando Gago descontó para Boca.
Con esta victoria, River llegó a los 45 puntos y, con un partido menos (a jugar con Atlético Tucumán de visitante en junio), está a cuatro de Boca, líder del certamen con 49 unidades.
El Superclásico no defraudó a nadie, fue emotivo, vibrante, cambiante, con llegadas en ambas áreas y momentos clave para determinar un ganador, como la doble tapada del arquero de River Augusto Batalla a dos minutos del final, cuando Driussi aun no había liquidado el partido.

La ventaja.
River fue mejor en la primera etapa y a pesar de la temprana lesión de Milton Casco, supo explotar el sector izquierdo del ataque con el ingreso de Camilo Mayada y las gambetas del ‘Pity’ Martínez.
El equipo de Marcelo Gallardo aprovechó al máximo los espacios que le dio Boca, cuya defensa fue endeble, con varios de los problemas que exhibió en lo que va del campeonato. Para colmo el xeneize perdió a Ricardo Centurión por lesión y con ello el desequilibrio de mitad de cancha hacia adelante.
En cada contra del Millonario se percibía la posibilidad de gol, y a pesar de que generó varias, solo pudo convertir en dos ocasiones. El primero con un remate seco y sin dejar picar en el campo del Pity, tras centro de Driussi, y el segundo con otro contraataque, la asistencia de Martínez a Alario y una definición del ex Colón que no encontró una resistencia floja en Rossi.
El partido estaba controlado por River, que ganaba las pelotas divididas, mientras en el mediocampo encontraba seguridad bajo la batuta de Leonardo Ponzio y el auxilio de Ariel Rojas, pero Boca descontó en el tercer minuto adicionado con el tiro libre de Gago, cuyo objetivo era un centro que terminó en gol ante una mala salida de Batalla.

El cierre.
El segundo tiempo, con ese gol de Boca, quedó abierto. River tuvo destellos de lo que hizo en la primera parte y Boca generó ocasiones muy importantes como la salvada en la línea de Lucas Martínez Quarta y el cabezazo de Darío Benedetto por encima del travesaño.
River pudo haber liquidado antes el partido con la definición del ingresado Carlos Auzqui, que pasó a centímetros del palo derecho de Rossi y luego Batalla se redimió del error en el tiro libre de Gago.
El conjunto de Gallardo, quien ganó por primera vez en La Bombonera como entrenador en su partido 150, justo 100 menos de los que celebraba Guillermo Barros Schelotto, dio por finalizada una noche para no olvidar con el tanto de Driussi, en otra contra con la defensa que tomó a la defensa de Boca muy mal parada.
River se retiró de La Bombonera con el pecho inflado, el día que se cumplieron dos años del ataque al plantel por el gas pimienta en Copa Libertadores, con un golpe certero al eterno rival que le permite anotarse como candidato serio a pelear el torneo al cual le dio vida y lo dejó al rojo vivo con varios equipos que ya hacen cuentas.

Independiente, el dueño de Avellaneda.
Independiente venció anoche a Racing por 2-0 en condición de local en el estadio ‘Libertadores de América’ y sumó su noveno partido consecutivo sin derrotas, por la 24ta. jornada del torneo de Primera División. Los tantos del clásico fueron anotados por Emiliano Rigoni y Maximiliano Meza, a los 15 minutos y 45 minutos de la segunda etapa, respectivamente.
A raíz de la victoria, el Rojo, que debe el encuentro ante Defensa y Justicia por la jornada 17, quedó ubicado a ocho puntos del líder Boca Juniors, y al igual que La Academia (está a siete) siguen expectantes de cara a la lucha por el título.
El encuentro fue intenso desde el inicio, con los dos equipos con la mente puesta en el arco rival, aunque en el primer tiempo sin ideas claras para generar jugadas claras para intentar abrir el marcador.
El complemento fue aún más eléctrico, con el conjunto local más convencido y seguro que su rival, y eso lo llevó a conseguir la apertura del marcador: a los 15 minutos el mediocampista Rigoni lanzó un tiro libre y la pelota se metió junto al palo derecho que cubría el arquero Agustín Orión, quien no ofreció la resistencia necesaria para evitar el gol.
Luego de haber conseguido la ventaja, los dirigidos por el técnico Ariel Holan jugaron con mayor tranquilidad, estuvieron firmes en defensa y cortaron los circuitos creativos de su rival.
Y a los 45 el Rojo lo liquidó gracias al gol de Meza, quien se sacó cuatro hombres de encima y definió con categoría junto al palo derecho del arquero Orión.
Así, Independiente logró un merecido triunfo, el primero como local desde que Holan se hizo cargo del equipo, y una vez más festejó junto a su gente luego de un clásico.

Ganó Central.
Rosario Central le ganó 3 a 1 a Newell’s Old Boys, de visitante, y se tomó revancha en el clásico, que fue dado por concluido antes de que se cumplieran los cuatro minutos adicionados por las agresiones de los parciales locales, que arrojaron proyectiles a los jugadores del Auriazul y al juez de línea Ezequiel Brailovsky.
Los goles del Canalla fueron convertidos por Federico Carrizo, Marco Ruben -de palomita- y Germán Herrera, mientras que Mauro Formica había descontado para Newell’s en el final.
Así, Central se vengó largamente del último clásico, con una actuación de alto vuelo en los tres goles, en un típico partido del derby rosarino, que terminó antes, con sus jugadores festejando en la cancha y los simpatizantes locales tirando de todo desde las tribunas.

Empate.
Colón, invicto en el ciclo de Eduardo Domínguez, resignó dos puntos en el clásico santafesino, al empatar con un mezquino Unión 1 a 1, de local. El Sabalero corrió desde atrás en el partido por la ventaja que Unión consiguió a los 26 minutos del primer tiempo con un gol en contra del defensor Germán Conti, de cabeza.
En el segundo tiempo, tras los retoques experimentados en su formación, el equipo local llegó a la igualdad con un penal del uruguayo Diego Vera.
En el otro partido de ayer, Patronato y Sarmiento de Junín empataron 2 a 2 en Paraná. El ingreso de Joaquín Vivani le permitió a Sarmiento a empatar el partido con sus dos goles, mientras que Bianchi Arce en contra y Telechea convirtieron para Patronato.

Se completa la fecha.
Arsenal de Sarandí será local de Temperley, en uno de los partidos que completarán hoy la 24ta. fecha del Torneo de Primera, y que resultará clave para ambos equipos en su lucha por la permanencia. El encuentro se jugará a partir de las 19 (DeporTV) y tendrá el arbitraje de Mariano González. También desde las 19 (TV Pública) y con arbitraje de Jorge Baliño, un entonado Defensa y Justicia recibirá al necesitado Quilmes. La jornada se cerrará desde las 21.15 (TV Pública), cuando Vélez reciba a Tigre con arbitraje de Pedro Argañaraz.