Mucho respeto entre los culturalistas

Los dos representantes de la Liga Cultural no se sacaron ventajas, en un partido en el que ninguno arriesgó demasiado. El Auriazul, actual campeón pampeano, clasificará a la final con un nuevo empate. El campeón culturalista está obligado a ganar en la revancha.
Independiente de Jacinto Arauz y All Boys de Santa Rosa empataron con el marcador en blanco, al disputarse ayer el partido de ida de una de las semifinales del Torneo Provincial de fútbol 2013. En lo que fue una especie de reedición de la final de la Liga Cultural de este año -que quedó en manos de los sureños-, el partido de ayer fue muy cerrado y ninguno de los dos arriesgó más de la cuenta, por lo que el 0-0 definitivo le quedó perfecto de acuerdo al desarrollo.
Con este resultado, los capitalinos volvieron de su excursión al Sur con una sonrisa, debido a que cuentan con ventaja deportiva por haber terminado mejor en la fase regular, lo que les permitirá clasificarse a la final hasta con una nueva igualdad, cuando el domingo se dispute la revancha en el estadio Dr. Ramón Turnes. Al Burgués, en tanto, el 0-0 lo dejó con la obligación de ganar el desquite para pasar a la final.
En un partido donde los dos se cuidaron demasiado, no hubo mucho para poder contar. Con mucha gente en el medio juego, el encuentro fue de lucha e imprecisiones durante los 90 minutos, a excepción de alguna jugada esporádica de ambos bandos, en las que el gol estuvo muy cerca.
Esto fue así porque a Batalla y Acosta, en el local, nunca le dieron tiempo como para pensar, debido a que cada vez que tenían la pelota, enseguida aparecían las marcas y desbarataban cualquier situación. Por el otro lado, tampoco la visita tuvo alguien que hiciera la pausa o explotara los pocos espacios que se ofrecían en el estadio Lido Malán.
Lo cierto es que los arqueros tuvieron poco trabajo. La mejor oportunidad la tuvo el goleador alboyense Cristian Baldissoni en el complemento, cuando ingresó al área por derecha y cruzó el remate, pero encontró al arquero Emilio Folgar muy atento, que con las dos manos logró sacar la pelota por un costado al córner.
Fue todo, aunque en realidad fue muy poco. Aunque el equipo capitalino se fue más satisfecho, porque define en su casa dentro de siete días y mantiene la ventaja deportiva.