Neymar brilló y Brasil ganó

El seleccionado de fútbol de Brasil derrotó 2-1 a su par de Perú, en el debut oficial del argentino Ricardo Gareca como entrenador, en el encuentro protagonizado en el estadio Germán Becker de Temuco, por la primera fecha del grupo C de la Copa América.
El conjunto peruano sorprendió y se puso en ventaja a los 2 minutos del primer período, a través de un gol conseguido por Christian Cueva, tras una grosera equivocación del fondo brasileño.
El astro del Barcelona Neymar obtuvo la paridad, a los 4 de la etapa inaugural, con un cabezazo, luego de una habilitación de su compañero Dani Alves y a los 46 del segundo tiempo, Douglas Costa definió y le dio la victoria a los dirigidos por Dunga.

La figura.
En esta primera fecha Neymar fue, de las figuras de la competencia, el que estuvo a la altura de las expectativas, anotó su gol 44 en 61 partidos con la ‘Verdeamarelha’ y aportó desequilibrio, creación de juego, una asistencia y definición para convertirse en la carta más importante de Brasil.
Perú tuvo sus momentos de dominio pero le faltó profundidad, los laterales Advíncula y Vargas no pasaron tanto al ataque como se esperaba y los ataques fueron centrales. El delantero Paolo Guerrero; la referencia que complicó a los centrales brasileños, mientras que el retroceso defensivo peruano tampoco fue bueno.
Brasil dominó la posesión del balón e intentó los ataques por los costados, en tanto que los centros fueron efectivos ante una defensa que tambaleó en varias oportunidades como en el gol de Neymar, donde además de la complicidad por inacción, la fórmula del Barcelona Neymar-Dani Alves estuvo al servicio del equipo de Dunga, quien hasta acá ganó los 11 encuentros que dirigió en este nuevo ciclo.
El trabajo del conjunto de Gareca fue interesante, además de la cuota histórica de técnica. Perú tuvo mayor predisposición al roce y compromiso táctico.

Desgaste físico
En la segunda etapa, Perú sintió el desgaste físico fruto del trabajo hecho en la etapa inicial, ambos conjuntos corrigieron ciertos errores en defensa, por lo que el partido se hizo más cerrado y luchado.
Ya en tiempo extra, Neymar asistió a Costa con una exquisita asistencia hacia al costado que pasó delante de toda la línea defensiva de los peruanos y el delantero capitalizó.
Brasil lo terminó ganando porque tiene a Neymar, que fue preciso a la hora de asistir y concretar.

La primera sorpresa.
Colombia no tuvo ayer el debut esperado en la Copa América de Chile, jugó mal, sus
estrellas estuvieron ausentes, y eso le resultó suficiente a una Venezuela inteligente que ganó 1-0, dando así la primera sorpresa del torneo.
José Salomón Rondón, de cabeza, a los 15 minutos del segundo tiempo, tras aprovechar un gran error de la defensa de Colombia, anotó el único tanto del partido jugado en el Estadio El Teniente, de Rancagua.
Venezuela volverá a ver acción el próximo jueves, cuando se enfrente a Perú, mientras que un día antes Colombia se cruzará con Brasil.
Apenas había transcurrido el primer cuarto de hora del partido, cuando quedó en claro un tema: que a Colombia le iba a costar demasiado romper el ordenado cerco defensivo organizado por el entrenador venezolano Noel Sanvicente.
Y esa sensación se hizo mucho más palpable cuando quedó en evidencia que a James Rodríguez, Radamel Falcao García y Carlos Bacca les costaba una enormidad asumir la conducción de un equipo en el que sólo parecía tener algo de claridad Juan Cuadrado.
A los 26 se produjo la primera ocasión de gol y fue para Venezuela. Juan Arango abrió la pelota para el ingreso de Ronald Vargas y el remate de éste fue desviado por el arquero David Ospina.

Complemento.
Si se especuló con que la Colombia candidata podía aparecer en el segundo período el cálculo resultó totalmente equivocado. Venezuela no sólo se mantuvo firme atrás, sino que también comenzó a contraatacar con mayor asiduidad, algo que provocó incertidumbre en
la defensa cafetera.
A los 13 llegó la primera alerta para Colombia. Alejandro Guerra envió un centro desde la izquierda, la pelota no le cayó cómoda a Rondón y el delantero apenas consiguió desviarla para que llegara sin peligro a las manos de Ospina.
Ni Colombia ni Ospina tuvieron tanta suerte sesenta segundos después. Hubo un centro pasado de derecha a izquierda y Guerra, arrojándose en palomita, la devolvió al medio, donde Rondón cabeceo para depositarla en el fondo de la red.
A partir de entonces Colombia fue presa de su impotencia. José Pekerman hizo ingresar a Teófilo Gutiérrez (tuvo una chance clara, pero se demoró en rematar) y a Jackson Martínez, pero creó muy poco peligro.
Con inteligencia y algunas individualidades, Venezuela le ganó a una Colombia en la cual sus estrellas estuvieron ausentes, por lo que el resultado tuvo sus fundamentos.