“Nuestro barquito llegó al puerto”

GONZALIA DESTACO LA PERMANENCIA DE UNION Y AMISTAD Y PIDIO APOYO PARA EL PLAN 5000

Unión y Amistad es de la “A”. El humilde club del Plan 5000 logró mantener la categoría en la Liga Cultural de fútbol, luego de superar por la ventaja deportiva en la Promoción a El Elyon, de gran campaña en la Primera “B”. El partido final fue 2-1 para Amistad, en un Mateo Calderón que contó con un buen marco de público. Y el festejo fue interminable para los dirigidos por Guido Carracedo, cuyas dedicatorias fueron especialmente dirigidas al alma del club, José Luis Gonzalía.
“Fue algo muy especial”, reflexionó ayer el “Ruso” Gonzalía, de incansable labor para mantener el club en actividad y sumar otra temporada en la máxima categoría culturalista. “Los chicos estaban tranquilos y confiados porque sabían que se había hecho un buen trabajo y que íbamos a zafar si hacían lo que sabían”, comentó el dirigente. “Ellos (por El Elyon) tienen un equipo que corre mucho y juega bien, pero que también tiene algunas carencias que nosotros habíamos visto. Y lo supimos aprovechar”, analizó al referirse a la revancha de la Promoción.
En ese contexto, Gonzalía aseguró que vivió “con tranquilidad” la reválida, por la experiencia propia y por la confianza que le mostraron desde el mismo plantel. “La verdad es que a la Promoción no la tendría que haber jugado Unión y Amistad, por lo sucedido con (Lucas) Carrasco. Es algo que todavía no lo puedo entender”, dijo en referencia al defensor que había jugado para Belgrano y luego lo hizo para Mac Allister en un partido clave que marcó la salvación directa del Depo.
“Pero uno va aprendiendo con la experiencia que estas cosas pasan; que cuando todo va bien aparecen cosas raras, como esto del reglamento (que autorizaba a Carrasco), y que no hay que volverse loco. Además, los jugadores me pidieron que me tranquilizara porque nos íbamos a quedar en la ‘A’, y después demostraron en la cancha que tenían razón”, agregó el “Ruso”.
– ¿En algún momento de la temporada, cuando las cosas no salían, creyeron que era casi imposible zafar del descenso?
– Hubo momentos que fueron difíciles, pero también algunos nos subestimaron. Creo que All Boys y Anguilense fueron los que nos ganaron más claramente, pero a los demás les costó mucho. Y después tuvimos el partido con Riglos (victoria como visitante), que Guido (por Carracedo, el DT) planteó muy bien y los sorprendió porque ellos ya creían que nos habían ganado adentro del vestuario. Eso nos dio confianza, después trajimos tres puntos muy importantes de Cochicó y nos terminó de dar el envión que necesitábamos.
– Antes de comenzar el torneo estuvieron a punto de no jugarlo por cuestiones económicas, y después tuvieron que ceder siempre la localía por no tener cancha, entre otras complicaciones. ¿Cómo será la próxima temporada teniendo en cuenta esos aspectos?
– Lograr el objetivo te da fuerzas y te empuja para lo que viene, pero todos saben que hay cosas que deben cambiar. En lo personal cumplí con todo, y pese a los problemas nuestro barquito llegó al puerto. Pero se hace cada vez más difícil porque uno no puede descuidar su trabajo. Y es complicado conseguir 14 personas para armar una comisión, porque el compromiso que se asume es muy grande.
– ¿El principal problema pasa por no contar con la cancha propia?
– Sí, ya no puedo seguir jugando de presado; no se puede andar cada semana dando vueltas para buscar una cancha. Ya es hora de que se le preste más atención a esa hermosa barriada que es el Plan 5000, que apoya siempre y que necesita un lugar de pertenencia en el barrio. Yo sigo con la esperanza de que algún día podamos tener la canchita en el 5000 porque la merecemos. Hemos hecho las cosas bien y es hora de que nos den una mano.

Lucero: “Garra, sufrimiento y orgullo”
“La verdad es que lo que logramos es algo inexplicable”, resumió el capitán Guillermo Lucero, uno de los históricos de Unión y Amistad, que ha vivido en carne propia muchas de las cosas buenas y malas por las que ha atravesado el club en estos años.
“Yo estaba para dejar de jugar, y volver con mi club y mantener la categoría es todo un orgullo, más con un grupo así que la verdad es espectacular”, agregó Lucero, feliz por continuar en Primera “A” luego de vencer en la Promoción a El Elyon.
En el mismo sentido, el capitán destacó “la garra que tuvo el equipo” a lo largo de una temporada complicada. “Hemos pasado más malas que buenas, pero con toda la garra logramos mantener la categoría. Unión y Amistad siempre fue así; mucha garra, sufrimiento y orgullo por llevar a camiseta”, continuó, y enseguida reconoció a su rival: “El Elyon es muy buen equipo y estamos felices de jugar contra un equipo así”.
Finalmente, Lucero dedicó el logro a la familia “que siempre banca”, a los pocos dirigentes “que son los pilares de este club”, y a Guido Carracedo y Gaby Vera, “que armaron este grupo para mantener la categoría”.