Obligados a un cierre perfecto

COPA DAVIS: ARGENTINA PERDIO EL DOBLES Y QUEDO EN DESVENTAJA

Juan Martín Del Potro y Leonardo Mayer perdieron ayer el punto de dobles con los locales Marin Cilic e Ivan Dodig por 7-6 (7-2), 7-6 (7-4) y 6-3, y Argentina quedó abajo ante Croacia por 2-1 en la final de Copa Davis al mejor de cinco puntos que animan en Zagreb.
El tandilense Del Potro y el correntino Mayer lucharon con bravura durante dos horas y 42 minutos antes de caer frente a Cilic y Dodig, ante unas 13.000 personas que se acercaron hasta el estadio Arena Zagreb, entre ellos 4.500 argentinos que se hicieron escuchar antes, durante y después del partido con sus canciones de apoyo.
Con la derrota, el equipo albiceleste quedó obligado a ganar los dos puntos de hoy para gritar campeón por primera vez en la historia, luego de haber caído en las definiciones de 1981, 2006, 2008 y 2011. Los balcánicos, en tanto, quedaron a una sola victoria de la consagración y si la logran volverán a alzar el trofeo, tal como lo hicieron en 2005.
Es decir que hoy, desde las 10 de Argentina, Del Potro deberá ganarle a Cilic y luego Mayer a Karlovic, aunque si el tandilense pierde, el Grupo Mundial 2016 tendrá nuevo campeón.
La serie había quedado igualada el viernes, tras el triunfo de Cilic sobre el azuleño Federico Delbonis por 6-3, 7-5, 3-6, 6-1 y 6-2, y la de “Delpo” ante el sacador croata Ivo Karlovic por 6-4, 6-7 (6-8), 6-3 y 7-5.

Previsible.
En el punto de dobles sucedió lo previsible. Dos singlistas como Del Potro y Mayer fueron superados por un especialista como Dodig y un buen socio como Cilic, además de contar con mayor experiencia como pareja. De hecho, los croatas obtuvieron un gran triunfo en la Davis este año, en Portland ante los gemelos estadounidenses Mike y Bob Bryan.
El equipo argentino sufrió lo mismo que en la semifinal de septiembre pasado en Glasgow, cuando Del Potro y Mayer perdieron con el especialista Jamie Murray y su hermano Andy, una pareja que se conoce de memoria. También en marzo pasado ante Polonia, en Gdansk y por la ronda inicial, Carlos Berlocq y Renzo Olivo cayeron ante Marcin Matkowski y Lukasz Kubot, una de las mejores duplas del mundo.
En ese contexto, Argentina, con ‘Leo’ en un nivel altísimo y “Delpo” no tanto, plantó batalla desde el inicio del partido, en un primer set que salvo -en un juego de saque de Dodig en el que tuvieron un punto de quiebre- después cada uno conservó el servicio sin mayores problemas.
Con esa paridad, la definición se estiró al tie break y ahí Argentina pagó caro que el tandilense se movió bien en la red, pero no lastimó con su servicio y falló mucho con su derecha, mientras que los croatas fueron inteligentes y más precisos, para llevarse el primer parcial por 7-6.
En el segundo set continuó la paridad y la definición se estiró nuevamente al tie break, donde prevalecieron los croatas, por méritos propios y también porque ya los argentinos empezaron a decaer en su rendimiento.
La derrota estaba al caer y llegó en el tercer set, cuando los croatas impusieron su mayor jerarquía como pareja y quebraron de nuevo a Mayer para adelantarse 4-2 y dejar el partido a su merced, con la dupla ‘albiceleste’ errática, confundida y superada.
Con Cilic al servicio, el ‘top ten’ no falló y sentenció el punto en favor de su país. La definición en favor de los croatas llegó después de una devolución forzada en globo del correntino Mayer que se fue larga y decretó el 6-3 que dejó a la Argentina herida pero no derrotada.
La Copa Davis siempre trajo sinsabores y si bien aún las chances están intactas, habrá que sufrir bastante para lograr el objetivo. Del Potro, el ‘as de espadas’ del equipo, deberá sacar a relucir su mejor versión para doblegar a Cilic, sobre quien tiene un historial ampliamente favorable (8-2), y de lograrlo, será una vez más el “Yacaré” Mayer el responsable de ir en busca de la hazaña, y calzarse un traje que ya utilizó hace dos meses en Glasgow. (Télam)

Compartir