“Ojalá se dé un Boca-River”

ENRIQUE HRABINA ESTUVO PRESENTE EN SANTA ROSA Y MACACHIN

El ex futbolista de Boca y San Lorenzo, Enrique Hrabina, llegó ayer a nuestra provincia para participar anoche de las actividades que lleva adelante Atlético Macachín como parte de los festejos por el centenario de la institución, que se conmemorará el próximo 12 de noviembre.
Previo a su presencia en Macachín, Hrabina pasó por Santa Rosa, donde estuvo presente en la legislatura pampeana. Allí fue recibido por el diputado Darío Hernández, con quien compartió el almuerzo en la víspera. También participaron, entre otros, el legislador Martín Berhongaray y el ex diputado Heber Pregno.
“Quique” Hrabina destacó el hecho de que lo hayan invitado a estar presente en Macachín y reconoció que en los clubes del interior “todo se hace con mucho esfuerzo”.
El ex defensor, en diálogo con un periodista de LA ARENA, manifestó que sigue vinculado a Boca, donde estuvo 11 años como jugador, cumpliendo funciones como DT del equipo Senior y participando en la mutual de ex futbolistas. Contó que además dicta distintas charlas y clínicas en las más de 220 peñas que Boca tiene en el interior y también en el exterior.
El ex futbolista, después de realizar un repaso de su llegada a Boca, que se dio en enero de 1985, cuando el Club no pasaba por un buen momento institucional, fue consultado por la actualidad y la posibilidad de que el Xeneize y River Plate disputen la final de la Copa Libertadores (los dos equipos están en semifinales del certamen).
“A mi me encantaría, hay muchas cosas en juego, aunque Boca, lamentablemente, está complicado por el tema de los resultados. Después River le ganó esa final de la Supercopa (Argentina), ese invento de un partido, que es un campeonato, pasó a estar invicto. El animo maneja todo. Después de eso River pareció otro equipo, estaba muerto, estaba para pisarlo y, lamentablemente, revivió. Nosotros quisiéramos que Boca gane siempre, ojalá se pueda dar un cruce por la trascendencia que tiene”, dijo.
En tanto, al ser consultado por la continuidad, o no, de Lionel Scaloni al frente del seleccionado argentino de fútbol expresó su negativa y lo explicó: “La experiencia es importantísima y más para una Selección argentina, que debe ser el sumun, lo más alto para cualquier técnico, que encaró esta profesión. Dirigir una Selección es lo mejor que te puede pasar, pero para un chico que recién empieza no es sencillo. La experiencia no se compra en ningún lado, se hace dirigiendo, pasando por un montón de situaciones que hay que sobrellevarlas y ahí es donde se ve realmente el oficio de un técnico”.