Omar Narváez la hizo fácil

EL BOXEADOR CHUBUTENSE LE GANO AL VENEZOLADO BREILOR TERAN

El experimentado Omar Narváez, quien a los 40 años está decidido a cumplir todavía más sueños como boxeador, avanzó hacia una eliminatoria mundialista por el título gallo FIB al batir al venezolano Breilor Terán ampliamente por puntos en fallo unánime y retener el cetro latino de esa entidad y en esa categoría.
En el Gimnasio Municipal Número 1 de la ciudad natal del Huracán, la chubutense Trelew, Narváez (53 kilogramos) fue reconocido en las tarjetas por un coincidente 100-89, que incluyó el descuento de un punto para el foráneo (52,700) debido a una infracción que penalizó el árbitro santacruceño Felipe Zabala.
El nuevo objetivo del ex doble campeón mundial (mosca y supermosca OMB) es ir en procura de una tercera corona ecuménica y para ser más preciso la de la división gallo FIB que posee el inglés Lee Haskins, pero para alcanzar esa oportunidad era consciente de que necesitaba dos victorias más, una de las cuales ya la consiguió al superar con holgura el accesible obstáculo que le opuso Terán.
Al “Zulanito de Oro” le ganó todos los rounds sin pasar por ningún sobresalto y de ese modo prácticamente se aseguró una próxima pelea eliminatoria y lo hace mientras lleva un cinturón que le queda chico, el latino, demasiado poco para quien afrontó 16 defensas exitosas de la faja mosca y otras doce de la supermosca, por lo que está habituado a que su nombre y apellido resulten precedidos por la condición de campeón del mundo.
Tras un primer asalto en el que terminó de tomarle las medidas exactas al bolivariano, el Huracán pasó a dominar por completo a su adversario y le pegó donde quiso y cuanto se propuso, más allá de que le faltó desbordarlo y ponerlo en alguna situación límite.
Se sabe que la de los gallos de ninguna manera es una categoría natural para el pequeño físico de Narváez, pero confía en solucionar esa dificultad con la suma de talento, experiencia, actitud y convicción.
Así en el mismo escenario en el que debutó como rentado hace 16 años, el ídolo chubutense se encaminó hacia su obsesión de retirarse como tricampeón. Por lo pronto, el ex conquistador del oro en los Panamericanos de Winnipeg 99 y representante olímpico en los Juegos de Atlanta 96 y Sidney 2000, mientras esperará entrenándose de modo ejemplar en el gimnasio las dos citas que le quedan por delante con la intención a acumular aún más gloria, dispone de un récord que incluye 46 triunfos, 24 de ellos expeditivos, dos reveses y dos empates.

Antín.
En la pelea de semifondo, en categoría superligero, el invicto rionegrino César Miguel Antín (9-0-0/ 5 ko), derrotó por puntos en seis vueltas -unánime- al rosarino, Rubén Darío López. El fallo fue el siguiente: 60-58,5, 59-58,5 y 59-57.

Nocaut de Vasyl Lomachenko.
El invicto ruso Vasyl Lomachenko derrotó por nocaut en el quinto round al puertorriqueño Román Martínez, y así obtuvo el título superpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en el combate estelar de una cartelera llevada a cabo en el Teatro del Madison Square Garden de Nueva York, Estados Unidos.
Apenas en su séptima pelea profesional, Lomachenko obtuvo el segundo título de su carrera al superar a Martínez con sólidas combinaciones a la cabeza del boricua, que fue a la lona producto de un golpe ascendente de izquierda y un gancho de derecha.
Lomachenko también ostenta la corona pluma de la OMB, pero ahora, tendrá que decidirse con cuál de los títulos se quedará, pero es casi un hecho que podría continuar su campaña en las 130 libras (superpluma), dentro de la que podría chocar con el ex campeón mundial mexicano Orlando “Siri” Salido, quien estuvo presente en esta velada a pocos días de haber perdido en emocionante pelea ante su coterráneo el “El Vandido” Vargas. (Télam)

Compartir