Otro nocaut de Matías Rueda

MIENTRAS ESPERA LA CHANCE MUNDIALISTA

Mientras espera la chance mundialista, el invicto tandilense Matías Rueda logró su vigésimo
segundo nocaut y el título sudamericano pluma OMB que se suma al argentino y al latino de la misma categoría y entidad que ya se hallaban en su poder.
En el octavo round de la pelea que se realizó en el Club Unión y Progreso de su ciudad natal, La Cobrita (57,100 kilogramos) le aplicó un derechazo al mentón al brasileño Leandro “Nando” Mendes Pinto (57,150) que lo dejó sentado y vacío.
Esa caída fue definitiva, pero hubo una anterior en el segundo capítulo, la que se produjo cuando el pugilista visitante recibió un gancho a la zona hepática y dejó reflejado en su rostro el
dolor que lo embargó.
El tandilense ya está segundo en el ranking mundial de la OMB y décimo en el escalafón de la FIB, por lo que ya se ubica en el umbral de la oportunidad que persigue golpe a golpe.
Queda claro que Rueda hace sentir sus manos y que se trata de un noqueador ordenado, que no se desboca, que es paciente y con ojos bien abiertos sabe buscar alternativas y destinos para sus impactos, por lo que resta ver qué sucederá cuando le aumenten la exigencia y lo ataquen, aunque lo más probable será que eso se sepa recién cuando le den el combate por la corona máxima.
Más allá de sus virtudes, su pelea ante Mendes Pinto distó de corresponder a sus mejores desempeños, dado que le faltó sobre todo cambio de ritmo y continuidad en las acciones para ponerle fin al pleito sin necesidad de extender la jornada hasta el octavo segmento.
De todos modos, el imbatido, a los 27 años, espera su cita mundialista avalado por un récord que componen 25 victorias, 22 de ellas precipitadas. (DyN)