Pampeana discriminada por utilizar un casco

OCURRIO EN UN TORNEO DE HOCKEY EN NEUQUEN

La joven santarroseña utiliza desde hace cinco años una protección por un problema que tuvo en su cabeza. Jugó torneos pampeanos y nacionales, pero ahora le impidieron participar por un tema reglamentario. Hubo una presentación en el Inadi.
La santarroseña Guillermina Ferrando no pudo defender este fin de semana los colores de La Barranca en el torneo Regional Patagónico de Clubes que se está disputando en Neuquén, porque los organizadores le impidieron jugar con el casco que utiliza para proteger su cabeza desde hace cinco años, cuando fue intervenida por un caso de hidrocefalia.
Los responsables del torneo sureño hicieron las consultas pertinentes en la Confederación Argentina de Hockey (CAH), desde donde les respondieron que el caso iba a ser tratado pero que momentáneamente la pampeana no podría jugar. Ante ese panorama, la mamá de la joven se movió rápidamente para hablar con gente de la CAH y realizar una denuncia por discriminación en la oficina santarroseña del Inadi, pero las respuestas fueron las mismas: en el futuro se verá, pero mientras tanto Guillermina no puede jugar.

El caso.
Guillermina tiene 16 años y juega al hockey desde los 7. A los 11 le descubrieron una lesión cerebral que le generó un caso de hidrocefalia, por el cual tuvo que ser tratada y, mediante una intervención, le colocaron una válvula de derivación que saca en forma artificial el líquido encéfalo raquídeo de su cabeza.
Tras unos meses de recuperación, Guillermina fue autorizada por los médicos para volver a jugar al hockey, aunque con la necesidad de utilizar un casco para proteger la zona donde tiene alojada la válvula, al lado de una de sus orejas.
En estos cinco años, siempre con el casco, la joven santarroseña fue creciendo al lado de sus compañeras, hasta llegar a integrar el equipo de Primera División de La Barranca y la selección pampeana, con los cuales disputó torneos locales, provinciales y nacionales.

Sin lugar.
Esta semana, La Barranca viajó a Neuquén para disputar el Regional, pero en la previa del debut ante San Jorge, el jueves, les informaron que Ferrando no podría jugar con el casco, lo que directamente la dejaba fuera del torneo.
“Le explicaron que reglamentariamente no estaba permitido porque podía lastimar a un rival”, dijo ayer la madre de Guillermina, Karina Gómez, en una charla con LA CHUECA. “Nunca nadie le había dicho que no se podía ni había tenido problemas en ningún otro torneo”, agregó la mamá.
Al mismo tiempo, reveló que se comunicó con la CAH, desde donde le indicaron que el reglamento lo impide y que tratarán el tema en el futuro, porque no conocían el caso de Guillermina (pese a que había jugado torneos nacionales) y por lo tanto no podían habilitarla para este certamen.
“Nuestra intención era buscar un permiso excepcional para que ella no se sienta tan frustrada después de todo lo que luchó para jugar, pero desde la CAH lo negaron”, explicó Gómez, quien el viernes hizo una presentación en la delegación santarroseña del Inadi, denunciando discriminación. “Me atendieron bien, se comunicaron con la Confederación y me dijeron que había predisposición para analizar un cambio en el reglamento, pero por el momento no la habilitaron”, añadió.
“No quiero que cambien las reglas, pero sí que el reglamento le permita jugar con el casco a Guille, como también a aquellos que quieran usarlo como protección. Aunque mi hija esta vez no pudo hacer lo que la apasiona, ojalá que el caso haya servido para mejorar algo pensando en el futuro y que el hockey incluya a todos”, cerró la mamá.

Respaldo de Los Leones.
El caso de Guillermina Ferrando se viralizó rápidamente y desde muchos sectores vinculados al hockey comenzaron a llegar las muestras de apoyo. Algunos de los jugadores del seleccionado nacional, Los Leones, dieron el puntapié de la campaña “Yo quiero hockey inclusivo. #SIalCasco”, posando con un cartel en las instalaciones del Cenard.