Pelissero y Guerrero, campeones

ULTIMA FECHA DEL CAMPEONATO PAMPEANO DE SAFARI

El Safari Pampeano cerró ayer la temporada en Unanue, en donde se coronaron campeones el achense Wálter Pelissero, en la clase 4, y el macachinense Rubén Guerrero, en la estándar. Roberto Vargas, que ayer ganó una de las finales, había obtenido el título de forma anticipada.
El achense Wálter Pelissero (Ford), en la clase 4, y el macachinense Rubén Guerrero (Chevrolet), en la clase estándar, se quedaron con el título de campeón en el Safari Pampeano, al disputarse ayer la novena y última fecha puntable, en el circuito de Unanue, ante un buen marco de público.
El espectáculo arrancó a la mañana con las habituales clasificaciones, para luego continuar con las series y las finales. La estándar, con 10 máquinas, fue la categoría que más autos presentó, algo para destacar teniendo en cuenta que fue creada en esta temporada.
En la clase 4, Pelissero se coronó campeón al finalizar tercero y primero, respectivamente, en las dos finales. Mientras que el subcampeonato quedó en manos de Darío Sánchez, que después de muchos años como navegante se animó a ser piloto y los resultados fueron mejores de lo esperado.
Guerrero fue el otro corredor que alcanzó la corona, en este caso en la clase estándar. Lo hizo después de llegar segundo en la segunda serie, para desatar la alegría entre sus simpatizantes.
La historia de Guerrero es similar a la de muchos acompañantes que un día se animaron a acelerar un auto de carrera, y ser ellos los principales protagonistas.
Roberto Vargas, de la unificada, fue otro de los corredores que festejaron en Unanue, aunque en este caso la corona de campeón la había obtenido anticipadamente, en la competencia que tuvo lugar en el circuito de Colonia Barón.

Lorda y Pelissero.
Los achenses Adrián “Piqui” Lorda y Wálter Pelissero resultaron los ganadores de las dos finales de ayer de la clase 4.
Lorda (Chevrolet) se impuso en la primera carrera con un tiempo de 11m53s927 en las ocho vueltas a la pista de 1.200 metros de extensión. El podio se completó con Sánchez (Ford), que llegó a 1s275, y Pelissero, a 43s822. Más atrás quedaron Tomás Asunción (Chevrolet), Jorge “Oso” Manazzi (Ford).
Lorda, que en las primeras vueltas protagonizó una intensa lucha con Rodrigo Ortiz, se mostró emocionado al llegar al parque cerrado, y destacó de sobremanera la buena máquina que le entregaron para esta carrera.
En la segunda final, Pelissero se dio el gusto de imponerse de punta a punta, con un registro de 16m34s510 en los 13 giros, superando a Sánchez, a 5s037, y Lorda, a 32s534. La cuarta ubicación fue de Ariel Cornara, a 41s099.

Abraham y Vargas.
Gabriel Abraham y Roberto Vargas se impusieron en las finales de la clase unificada.
Abraham (Chevrolet) triunfó estableciendo en las 12 vueltas un tiempo de 15m41s312, aventajando a Omar Rosso (Chevrolet), a 0,547, y Juan Abraham (Chevrolet), a 4s401. Vargas (Ford) quedó cuarto, a 11s029, y Roberto Wagner , a 58s351.
“Estoy más que contento con esta victoria. En la largada superé a Vargas y después regulé el andar”, dijo Gabriel, quien terminó tercero en la temporada, detrás de Vargas y de su hermano Juan.
Vargas se dio el gusto de alcanzar la victoria en la segunda final. El ganador, que en esta temporada alcanzó el bicampeonato, se impuso en los 12 giros con un tiempo de 12m54s010, seguido por Juan Abraham, a 0,620, y Cristian Cortese (Chevrolet), a 1s158. Rosso, en tanto, arribó cuarto, y Gabriel Abraham, quinto.

Quintana.
José María Quintana, oriundo de Santa Rosa y a bordo de un Chevrolet, fue el ganador de la final de la clase estándar, con un tiempo de 18m02s047 en las 12 vueltas, relegando a Diego Aranda (Chevrolet), a 6s745, y Mariano Costilla (Ford), a 17s148. Cuarto quedó Rubén Guerrero (Ford), a 35s344, quinto, Mario Aranda (Chevrolet), a 35s443, y sexto, Marcelo Aranda (Chevrolet), a 1 vuelta.

Compartir