Penales podrá contar con su cancha

MAC ALLISTER SE CONTACTO CON EL MINISTRO GARAVANO Y CONFIRMARON UNA CESION FORMAL

El Carcelero será autorizado a utilizar el campo de fútbol de la Colonia Penal, como en los últimos cuatro años, y así podrá participar de la Liga Cultural. El secretario de Deportes de Nación anticipó que reimpulsará un proyecto para que el club tenga sus propias tierras.
Las caras en el Deportivo Penales comenzaron a cambiar ayer por la tarde. Una llamada del secretario de Deportes de la Nación, el pampeano Carlos Javier Mac Allister, allanó un camino que parecía muy sinuoso, y en horas se confirmó que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) accederá al pedido del club para cederle el uso de la cancha de fútbol que hay en la Unidad 4, por lo que el Carcelero podrá participar con todas sus categorías de los torneos de la Liga Cultural.
La preocupación de los dirigentes del equipo de Villa Alonso tomó notoriedad pública en los últimos días, porque desde la dirección de la Colonia Penal les habían informado que, a diferencia de las últimas cuatro temporadas, esta vez la decisión de cederles la cancha no dependía de ellos, sino de la dirección nacional del SPF.
En ese contexto, y ante la buena predisposición para oficiar de nexo de las autoridades de la unidad carcelaria local, el club envió una carta haciendo el pedido formal al SPF, esperando una respuesta positiva porque de lo contrario peligraba la continuidad de un centenar de futbolistas en los torneos culturalistas, a raíz de los costos que implicaría alquilar un estadio.
“Es una situación delicada la que estamos atravesando”, dijo el presidente del Carcelero, José Clemente, al exteriorizar su preocupación porque sin la cancha que los ha albergado en los últimos cuatro años todo se ponía cuesta arriba. “Esperemos que se solucione el tema porque salir a alquilar una cancha para inferiores y Primera es casi imposible desde lo presupuestario. Y sería muy doloroso tener que decirle a los chicos que no pueden jugar más”, agregó el dirigente.

Confirmación.
El que tomó la posta ante esta situación fue el “Colo” Mac Allister, que se movió rápidamente y logró una respuesta positiva de los altos mandos nacionales, trayendo tranquilidad a la familia “carcelera” de cara al futuro futbolístico de la institución.
El propio Mac Allister reveló que, luego de leer la nota publicada ayer en LA CHUECA (“El futuro de Penales en suspenso”), se contactó con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, quien a través del subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia de la Nación, Juan Bautista Mahiques, le confirmó con “un rotundo sí” que la cesión de la cancha se hará.
Además, Mac Allister destacó que, a diferencia de lo que había ocurrido en los últimos años, esta vez se hará un convenio formal (antes sólo era de palabra) para que el club pueda trabajar con mayor tranquilidad.

Proyecto.
Por otra parte, Mac Allister anticipó que reimpulsará un proyecto de Ley por el que se solicita la transferencia de unas tierras que pertenecen al SPF para el Deportivo Penales, con el objetivo que el club pueda utilizarlas para el desarrollo de sus actividades y, después de 78 años de vida, tenga finalmente su lugar propio.
En 2014, Mac Allister, por ese entonces diputado nacional por La Pampa, había presentado un proyecto de Ley en ese sentido, tomando como antecedente uno impulsado en 2013 por la diputada María Cristina Regazzoli.
El que tomó la posta en 2016 fue el senador Juan Carlos Marino, con un proyecto que en noviembre pasado logró dictamen de la Comisión de Asuntos Administrativos y Municipales, paso previo a tratarse en el recinto.
Ese proyecto, que menciona como antecedentes de los de Regazzoli y Mac Allister, habla de una transferencia “a título gratuito al Club Social y Cultural Deportivo Penales, previa mensura y registro de la misma, el dominio y todos los derechos y acciones que el Estado Nacional posee sobre una fracción de treinta mil metros cuadrados del total del predio que cuenta con 257 hectáreas perteneciente a un inmueble propiedad del Estado Nacional-Ministerio de Justicia de la Nación-Servicio Penitenciario Nacional (Unidad Nº 4), sito en avenida Pueyrredón 1099”.
Además, establece que Penales “deberá destinar el inmueble al desarrollo de actividades deportivas, sociales y culturales, no pudiéndose modificar su destino”.
En los fundamentos se especifica que en la propia Colonia Penal “se formó un club de fútbol interno que con el transcurrir del tiempo, paso a constituirse en un reconocido club abierto a la comunidad que da su estatuto en julio de 1939”, fecha de fundación del Deportivo Penales.
Establece que “dicha institución, hoy encuentra dificultades para expandir y desarrollar sus actividades a la falta de un predio que le permita su asentamiento definitivo”, y también destaca que “si bien la Unidad N°4 del SPF se encuentra activa, las tierras destinadas a ella exceden muy largamente las necesidades presentes y futuras que ésta institución pueda demandar y en su operatividad, nada obsta para que pueda desprenderse de una fracción que contemple las necesidades de una institución que nació de ella en su origen”.
En este contexto, y más allá de los colores políticos de uno u otro funcionario, lo cierto es que Penales podrá contar con su cancha para continuar en el fútbol culturalista y que será reimpulsado el proyecto para que tenga sus propias tierras, donde expandir sus actividades deportivas y sociales.