Inicio Deportes Pieraligi ganó en La Plata

Pieraligi ganó en La Plata

El joven santarroseño Dino Pieraligi, con Chevrolet, logró recuperarse del despiste que sufrieron siete autos durante la final para darse el gusto de conquistar la segunda victoria de la temporada, por una nueva fecha del TC Pista Mouras, que se desarrolló en el autódromo de La Plata.
Pieraligi ganó empleando un tiempo de 26 minutos, 03 segundos y 415 milésimas en las 14 vueltas al trazado de 4.265 metros extensión, escoltado por Matías Frano (Ford), a 2s519, y Franco Passarino (Dodge), a 3s326. Los diez primeros lugares se completaron con Fernando Iglesias (Chevrolet), Otto Fritzler (Ford), a 8s435, Juan Ignacio Maceira (Chevrolet), a 15s075, Maximiliano Feito (Ford), a 19s634, Ianina Zanazzi (Chevrolet), a 21s981, Marcos Castro (Ford), a 36s478, y Ian Reutemann (Dodge), a 1 vuelta.
La carrera arrancó con el liderazgo de Frano mientras que Pieraligi peleaba para poder avanzar desde el quinto posición, pero una mancha de aceite fue la culpable del despiste que sufrieron los siete autos que marchaban adelante.
Pieraligi fue uno de los pocos que pudo volver a la pista, para colocarse tercero y comenzar la lucha por el escalón más alto del podio. En tanto que el santafesino Ian Reutemann marchaba en la primera ubicación, escoltado por Matías Frano.
Con el correr de los minutos, Pieraligi comenzó a presionar a Frano, quien pese a tener la trompa de su auto dañada por el despiste se va en busca de querer superar a Reutemann.
En el quinto giro se produjo el toque de Frano a Reutemann, que aprovechó Pieraligi para saltar el primer puesto de la competencia. El pampeano mantuvo la posición de privilegio hasta cruzar la bandera a cuadros.
Con la victoria, Pieraligi sumó valiosos puntos por la Copa de Plata, en la que marcha en la séptima posición, con 99,5 puntos, a 31 del líder, Frano.

Emoción de Alegría.
Al bajarse de su Chevy, tal como es su costumbre, Pieraligi se fundió en un abrazo con cada uno de los integrantes de su equipo, el Pieraligi Sprint, que encabeza su padre, Miguel, ex campeón del Supercar.
Luego, Dino manifestó a la prensa: «Quiero agradecerle al gran equipo que tengo. Me entregaron un gran auto, que me permitió avanzar».
El pampeano contó que salió a correr pensando en sumar puntos para el campeonato. «Tenía que ganar para poder tener algo de chances por el título de campeón».
Dino reconoció a su vez la final que protagonizaron sus rivales Frano y Reutemann. «Hicieron una gran carrera. A ambos los felicito».
Pieraligi ahora piensa seguir trabajando en el Chevrolet pensando en lo que será la penúltima fecha de la temporada, a llevarse a cabo el 24 de noviembre en este mismo trazado platense. El santarroseño sabe que está en condiciones de volver a pelear un lugar en el podio, para poder achicar los 31 puntos de diferencia que le lleva Franco.