Pintaba para partidazo, pero aburrieron

LIGA CULTURAL: ALL BOYS EMPATO COMO LOCAL ANTE DEPORTIVO RIVERA Y RESIGNO LA PUNTA

El Auriazul se adelantó en el marcador con un cabezazo de Jerónimo Gutiérrez, mientras que Sebastián Hernández anotó el empate. Tras un primer tiempo de ida y vuelta, en el complemento aburrieron a todos.
All Boys empató ayer como local 1-1 ante Deportivo Rivera y resignó la punta del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol, que ahora es propiedad exclusiva de Unión de Riglos, que venció a Anguilense (ver aparte), tras continuar la sexta fecha del campeonato.
Ante poco público, una constante por estos días en las canchas de la capital pampeana (y seguirá en la misma tónica cuando todavía no comenzó el invierno), el Auriazul se adelantó en el marcador mediante un cabezazo de Jerónimo Gutiérrez, mientras que el conjunto bonaerense llegó a la igualdad a través de Sebastián Hernández.
El encuentro en el Doctor Ramón Turnes comenzó para ser un “partidazo”, con un primer tiempo donde no se dieron respiro. Sin embargo, todo lo bueno de la primera etapa se fue diluyendo en el complemento, donde, para muchos, fueron los 45 minutos más tediosos de los últimos tiempos. Pintaba para mucho más, porque los dos están peleando arriba, pero terminaron aburriendo.
Deportivo Rivera salió a jugarle de igual a All Boys y antes del minuto inicial, Ramiro Petto casi aprovecha una mala salida del arquero Brian Roston, que logró contener en la segunda acción.
All Boys tenía el dominio del balón, pero no lograba inquietar al arquero Nicolás Hernández, y pasaba algún que otro sofocón, cuando Deportivo Rivera recuperaba rápido la pelota.
En una de esas acciones, Julio Hernández le robó el balón a Gonzalo Turri en el anillo central, levantó la cabeza y lo vio adelantado a Roston. El largo remate salió apenas desviado.
Una nueva escalada de Hernández por izquierda terminó con un centro atrás que Luciano Andrada no alcanzó a darle de lleno.
El Auriazul respondió con una buena combinación entre Gastón Rosales y Julián Martín. El defensor tiró una pared y sacó un centro que Gastón Ceccani no pudo capitalizar. Y minutos después, tras un tiro de esquina, Joaquín López ganó en el área y encontró la respuesta del arquero Nicolás Hernández.
Todo esto sucedió antes que se cumplieran los 15 minutos de juego. Luego, fue el local el que se acomodó mejor en el campo, aunque se encontró con un Deportivo que se cerró bien atrás.
Sin embargo, promediando los 30 minutos, el Auriazul volvió a pisar el acelerador. Una triangulación entre Martín, Ceccani y Gutiérrez encontró el cierre oportuno de un defensor, y posteriormente Nicolás Fernández le ahogó el festejo a Gutiérrez y luego a Turri.
Pero de tanto insistir, el local logró romper la paridad. Recuperó Turri en el mediocampo, se juntaron por izquierda Ceccani, Rubén Pérez y Rosales, quien sacó un preciso centro para que Gutiérrez como “9” aparezca sin marcas por el centro del área y anote de cabeza el 1-0.
Deportivo Rivera aprovechó la última bola del primer tiempo, cuando el árbitro Miguel Miranda sancionó falta sobre un costado, pasando apenas la mitad de cancha por izquierda. Hernández jugó corto y recibió otra vez, para sacar un centro, la pelota recorrió toda el área y por detrás, sin marcas, apareció Sebastián Fernández para convertir el empate.

De más.
El complemento tuvo a un All Boys que chocó constantemente contra la defensa visitante, que aprovechó cada pelota detenida para hacer más lento el juego, sabiendo que el punto era un gran resultado.
Deportivo Rivera lo pudo haber ganado, cuando Fernández quedó, a los 19 minutos, mano a mano pero no pudo ante la rápida salida de Roston. Mientras que las más claras para All Boys llegaron a los 48 minutos: Gutiérrez pescó una pelota afuera del área y un defensor rechazó sobre la línea; del tiro de esquina, bajaron la pelota, pero Pérez pifió en la definición.