domingo, 15 septiembre 2019
Inicio Deportes Por falta de presupuesto, el piloto Allivellatore no sabe si podrá seguir...

Por falta de presupuesto, el piloto Allivellatore no sabe si podrá seguir corriendo

La crisis económica está dificultando la carrera del piloto castense Joaquín Allivellatore en España, y estaría prácticamente confirmado que no podrá competir con la motocicleta 600 c.c en la próxima carrera, por una nueva fecha puntable del Campeonato de España Cetelem de Velocidad, a desarrollarse en el circuito de Montmeló, en Barcelona.
«Cuando surgió la posibilidad de que Joaquín vaya a España para seguir corriendo, se armó un proyecto con el euro a 17 pesos y hoy está a 55. Con la crisis que atravesamos es imposible seguir el euro porque acá cobramos en pesos y cuando se realiza la convertibilidad queda muy poco», explicó el padre del joven piloto, Claudio Allivellatore.
Allivellatore tiene 15 años y hace tres años que está radicado en España. Con el equipo Calabrino Racing Team Internacional inicialmente compitió dos temporadas en una categoría 300 c.c, y ahora pegó el salto a las 600 c.c. «En la primera carrera estuvo peleando el cuarto puesto en un campeonato desde donde salen los pilotos del Moto GP», relató Claudio, quien tiene una carpintería en esta localidad. La euforia se debe a que el adolescente pampeano corre con una moto modelo 2015, y 31 pilotos largaron con máquinas cero kilómetros».
Allivellatore contó: «En la primera carrera, Joaquín clasificó con las gomas que descartó el piloto que hizo la pole y ganó la carrera. La gente de Michelín, que conoce a mi hijo, le ofreció las gomas para que pueda andar mejor en la clasificación».
Joaquín Allivellatore es uno de los cuatro pilotos argentinos que actualmente está compitiendo en el extranjero. Hoy afronta un futuro incierto. «Como tenemos una motocicleta modelo 2015, el presupuesto que teníamos para la próxima carrera se destinó a mejorarla. Nosotros ponemos todo el esfuerzo, pero con esta crisis económica cayó el trabajo y se nos dificulta poder afrontar los costos de las competencias».
El presupuesto por carrera en esta categoría ronda en los 2 mil Euros, que al cambio actual serían 110 mil pesos. «En España ese monto no es muy significativo porque ellos cobran y gastan en euros, pero nosotros cobramos en pesos y cuando tenemos que hacer el cambio se nos complica mucho juntar el dinero».
-¿Por la situación económica, Joaquín tendrá que dejar de correr en España y regresar a la Argentina?
-La plata que necesitamos no la estamos reuniendo. Ojalá que aparezca algún sponsor, porque no queremos bajar los brazos. A nosotros mandarle el dinero para vivir allá ya nos representa un montón. El esta estudiando y le va muy bien. Cuando Calabrino no pueda más, se tendrá que venir. Es una lastima porque fue un proyecto que se trabajo y planificó muy bien, pero nunca esperamos que iba a pasar todo esto en la economía argentina.
-¿Qué repuesta dan los sponsors cuando se los visita?
-Todos los sponsors que hemos hablado están complicados por la situación económica. Nos dieron un apoyo desde la Fundación del Banco de La Pampa de 39 mil pesos anuales, que agradecemos profundamente. Sucede que las carreras son mensuales, con un presupuesto de 110 mil pesos. Seguiremos luchando para que siga corriendo, porque de lo contrario también deberá abandonar el estudio.
Claudio agregó que pese a la situación, Joaquín anda bien en los estudios (secundario). «Fuera de horario escolar está estudiando inglés. Es consciente de la situación que se vive en argentina, y no tiene problemas para disputar carrera por medio, aunque no sea lo ideal».

«En Argentina, peor»
El dueño del Calabrino Racing Team Internacional, Luis Calabrino, realizó declaraciones periodísticas en radio Arroba de España, donde explicó la difícil situación presupuestaria que afronta el piloto Joaquín Allivellatore para continuar compitiendo en la península ibérica. «Está subvencionado prácticamente por su familia, más allá que tuvo el apoyo de algunas empresas argentinas, pero en país las cosas fueron a peor. Imagínate que se firmó contrato cuando el euro salía 17 pesos y hoy sale 55 pesos».
Agregó: «El presupuesto para la carrera de Barcelona lo volcaremos para mejorar la moto porque no tiene sentido ir a una reunión de pistolas con un palo de madera, porque necesita un mejor material para poder tener más chances».
Recordó que Allivellatore compitió «los primeros dos años en la Copa Honda donde estuvo en el top 5 y top 6, pero creció físicamente y decidimos probar este tercer año en la categoría Open 600 c.c, y comenzamos un odisea para conseguir el presupuesto».
«Corrimos la primera carrera donde hizo una espectacular exhibición de manejo, y con las herramientas que teníamos hizo una muy buena participación porque terminó en el sexto puesto», destacó. Y detalló que largaron 34 motos de las cuales 31 son modelo 2019 y el castense corre con una motocicleta modelo 2015.