Portillo fue cuarto en Ecuador

EL PIQUENSE PARTICIPO DE LA COPA MUNDIAL "GALO YEPEZ"

El joven nadador piquense de aguas abiertas, Ignacio Portillo, cosechó de manera reciente un cuarto lugar en la Copa Mundial “Galo Yepez”, que se disputó días atrás en Ecuador y que contó con un nutrido grupo de participantes. A su regreso a La Pampa, fue recibido por la ministra de Desarrollo Social de la provincia, Fernanda Alonso, y por el subsecretario de Deportes, Fernando Sánchez. También fue recibido por la Embajada Argentina en tierras ecuatorianas. Meses atrás el pampeano ya había sido parte de una prueba de aguas abiertas en las Islas Malvinas.
En un nuevo desafío de su carrera deportiva, el piquense logró ubicarse en el cuarto puesto de su divisional entre competidores de Alemania, Francia, Colombia, Venezuela y Ecuador.
Portillo, para ser parte de este desafío, fue convocado por Claudio Plit, el reconocido nadador argentino de aguas abiertas y varias veces campeón del mundo, que lo sumó al combinado nacional. De esta manera integró la delegación argentina que cerró un muy buen papel en tierras ecuatorianas.
“Galo Yepez (organizador de la prueba), le pidió a Claudio Plit que llevara una delegación de nadadores argentinos a competir a esta carrera. Entre estos me convocó a mi y a otros nadadores de Mar Del Plata, Buenos Aires, Río Gallegos y de otras ciudades, para representar a la Argentina. Esta carrera está muy bien vista a nivel mundial, y por eso van nadadores alemanes, franceses, una delegación de estadounidenses y de países de la región como Venezuela y Colombia. Hubo 250 nadadores de todo el mundo, y muchos de los que intervinieron son de elite, ya tienen un nivel muy profesional. Para mi que soy amateur, me sirve mucho para poder tener roce con esos profesionales, para empezar a verlos y a aprender de ellos”, le dijo Portillo a LA CHUECA.

Nuevas convocatorias.
La prueba se disputó en las playas de la ciudad de Atacames, provincia de Esmeralda, y el pampeano fue parte de la distancia mayor de cinco kilómetros, la cual revistió de una notoria dificultad, dada por “el oleaje, la distancia y las altas temperaturas que te llegaban a fatigar”.
Con un tiempo estimado de una hora y 25 minutos, Portillo alcanzó el cuarto puesto en su divisional y sumó una experiencia muy valiosa.
“Fue una experiencia muy buena por el hecho de poder tener contacto con esos nadadores de alto nivel y a partir de ahí, uno poder aprender”, manifestó el piquense.
Esta buena actuación no quedó solo en eso, sino que le valió acceder a nuevas convocatorias con el equipo nacional.
“A partir de estos resultados y de cómo me vieron en la delegación, me invitaron a correr en noviembre en Brasil y también me invitaron a Capri (Italia), a una carrera muy reconocida por su dificultad, ya que son 36 kilómetros que se hacen en posta y lo voy a hacer con la delegación argentina”, finalizó.